En la actualidad, el Cáncer de pulmón es el tercer tumor con mayor incidencia en España. Además, es considerado el más letal. De hecho, tan baja es su supervivencia que se describe en las condiciones de los seguros. Esto se debe a que su supervivencia en comparación con otros tumores es mínima. En consecuencia, el 20% de las muertes de cáncer en España es por este tipo de enfermedad.

Fumar no es el única causa o factor de riesgo

Hoy por hoy, tres de cada cuatro afectados por el cáncer de pulmón son hombres, y alrededor del 45%, ex fumadores.

Se estima que en 2035 pueda haber más de 40.000 afectados.

Aún así, el tabaco no es el único factor de riesgo que aumenta las posibilidades de padecer esta enfermedad. Inhalar humo como fumadores pasivos y la exposición al radón y a productos de combustión, eleva considerablemente las probabilidades de padecer cáncer de pulmón.

Otros factores que influyen son los antecedentes familiares y la contaminación ambiental. También es necesario destacar que tratamientos para curar otros cánceres como la radioterapia pueden influir a la hora de desarrollar este tipo de tumor.

Síntomas que advierten de que tus pulmones no gozan de buena salud

La mayor dificultad a la hora de realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad es que la mayoría de cánceres de pulmón se desarrollan sin síntomas significativos. Una vez que la enfermedad está avanzada es cuando aparecen los síntomas. Algunos de ellos son:

  • Tos persistente que va acompañada de sangre y que no desaparece con el paso del tiempo. Todo lo contrario, la tos empeora. Otro síntoma es el dolor en el pecho que se incrementa al toser o reír. Es posible confundir estos síntomas con otras Enfermedades. Por este motivo, acudir al médico y realizar las pruebas necesarias puede ayudar a realizar un diagnóstico precoz.
  • La voz también cambia en personas afectadas por esta enfermedad. La ronquera se convierte en un síntoma constante en el paciente. Este síntoma también se debe tener en cuenta a la hora de descartar el cáncer de garganta. Otro síntoma muy relacionado con la garganta es la dificultad para respirar y tragar. El progreso de la enfermedad dificulta la realización de actividades cotidianas, como la ingesta de alimentos o líquidos.
  • Otro síntoma muy visible es la pérdida de apetito y peso. Es un síntoma que siempre se tiene presente. Una bajada considerable de peso en poco tiempo sin motivos aparentes es motivo de alerta siempre. Y es que la rápida división de las células cancerígenas puede causar debilidad y cansancio.
  • En ocasiones, el cáncer de pulmón puede acompañarse de neumonía o bronquitis y estar acompañado de sibilancias.
  • Cuando la enfermedad está muy avanzada y torna a metástasis, puede ocasionar dolores óseos y alteraciones en el sistema nervioso.

Lo recomendable es llevar una vida sana y activa, además de dejar hábitos como el tabaco.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más