En el verano muchas personas pasan largas horas en la playa o realizando actividades al aire libre exponiéndose a los rayos solares, por lo que no está de más tener en mente ciertos cuidados y tomar nota de algunos trucos para evitar lesionar tu piel.

En el día a día

Los expertos en Belleza recomiendan para comenzar la rutina de cuidado diario en épocas de mucho sol, usar en el rostro una crema hidratante con protección solar y con control de brillo, sobre todo si la piel es grasosa .

Luego opte por colocar una base ligera si se va a usar maquillaje, aunque lo ideal en esas épocas soleadas es lucir más fresca y relajada.

En el cuerpo aplicar diariamente una loción o crema de hidratación profunda y antes de salir de vacaciones exfoliar profundamente la piel para que luzca más suave y luminosa.

Sol intenso en día de playa

Ante todo si vas a exponerte al sol la piel debe estar libre de perfumes u otras sustancias que pudieran manchar la piel.

En segundo lugar, no esperes a llegar a la playa para luchar contra el sol, la arena, el viento y el calor; el protector solar debe aplicarse por lo menos media hora antes de exponerse al sol y uniformemente. Tener en cuenta que debe ser un producto de calidad y de preferencia con factor de protección solar 50 como mínimo.

Además del rostro, los brazos, piernas y espalda también deben cuidarse de los rayos solares, sin olvidar poner mucha atención a esas zonas más delicadas como los párpados, las orejas, el cuello, el escote y los pies.

Es importante no olvidar volver a aplicar cada 2 o 3 horas.

Especial atención a los labios protegiéndolos con una crema con filtro solar o se puede optar por una barra labial con protector solar y para el contorno de los ojos no olvide aplicar protector solar y complementar con el uso de unas gafas son filtro solar.

Y no olvides que para mantener una piel hidratada debes también hidratar tu cuerpo, así que no olvides ingerir suficiente cantidad de agua para reponer las pérdidas causadas por el sol.

No olvidar el cabello

Tanto el cabello como el cuero cabelludo también pueden verse afectados por el sol. Si el cabello está teñido o ha sido sometido a algún tratamiento de alisado, debe aplicarse algún producto en crema con filtro solar e hidratación en todo el cabello y en lo posible cubrirlo con un sombrero o pañuelo.

Por supuesto evita las horas del mediodía que son las más críticas, ten en mente estos pequeños consejos y reduce el daño que la exposición al sol puede causar a tu piel.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más