Siempre nos han hecho pensar que la piel del pollo [VIDEO] ocasiona malestar a la salud, que si la consumes puedes poner en riesgo tu salud. Hasta nos mostraron estudios científicos que certifican cuán grave era el consumir esta piel, resulta que esas estadísticas y estudios han cambiado hoy en día. Nuevos estudios realizados indican lo positivo y negativo de consumir la misma. De antemano te digo que al leer esto, todo lo que habías pensado cambiará radicalmente.

Mitos de la piel del pollo

En tiempos anteriores se retiraba del mismo la piel por varias razones, la primera por cuestiones de dieta, la segunda por razones de estética culinaria y la última por la salud.

No hubo tiempo ni momento que no te dijeran que deberías retirar esta cubierta porque era dañina para la salud [VIDEO]. En la actualidad los médicos indican que es bueno consumirla para mejorar la vitalidad. Algo que parece increíble de creer por los mitos que conocemos de este tema.

Debido al avance de la ciencia y la tecnología nuevos estudios demuestran toda clase de beneficios del consumo de la piel del pollo. Aquí te proporcionaremos algunos de ellos para darte una guía que puedas tener a mano a la hora de elegir lo que deseas consumir para aportar nutrientes a tu organismo.

Aportes de la piel de pollo a la salud

Por la gran cantidad de grasa insaturada que posee, este recubrimiento puede colaborar con el corazón. Pues baja la presión arterial y pone en balance la producción de hormonas.

También produce omega 3 y omega 6, los cuales son primordiales para un buen desarrollo cardiovascular.

Sin contar que agregan el toque de grasa que requiere consumir nuestro cuerpo. Si lo ves de esta manera la piel del pollo nos ofrece dos por uno al aportar tanto omega 3 como omega 6. Habiendo aclarado que el consumir el mismo ya no es tan malo, debemos dejar de lado todo remordimiento que nos impedía comerlo. Si es de tu agrado y te gusta comerlo hazlo con gusto y placer sin sentir que cometes un pecado capital por el que serás amonestado.

Los estudios médicos y científicos te están diciendo que está en tu derecho hacerlo, claro si deseas tener un cuerpo sano. Así que toma toda esa represión y déjala de lado, ten el control de tu vida y de lo que quieres consumir, lo que te haga feliz y saludable, rompe las barreras que atan tu mente. Ten en cuenta que eso es un mito y que ya la piel del pollo no es una amenaza para tu salud, al contrario y según dicen ahora te aporta cosas positivas.