Para lucir un aspecto radiante podemos adquirir productos de cosmética en tiendas especializadas pero también podemos hacerlo con Productos naturales. Estos productos aparte de ser naturales y ayudarnos a lucir un buen aspecto afectarán en nuestra economía ya que son mucho más baratos.

Si sientes que tus uñas se quiebran con mucha facilidad puedes fortalecerlas con ajo. Simplemente debes pelar un ajo y frotarlo por tus uñas, aparte de hacer que estas se vuelvan mas fuertes el ajo nos ayudará a prevenir la aparición de hongos en estas y si tienen un aspecto amarillento las blanqueará progresivamente. Si te molesta el olor fuerte a ajo puedes cortarlo en trocitos muy pequeños y meterlos dentro de una laca de uñas transparente.

Agua fría para tu piel

Si notas que tu piel últimamente está perdiendo la elasticidad termina tus baños con agua fría. Esto estimulará la circulación de la sangre haciendo que tu piel recupere la elasticidad que había perdido. Todos hemos visto en películas o en la televisión como algunas personas cortan rodajas de pepino y las dejan reposar sobre sus ojos. El pepino es perfecto para desinflamar zonas y aparte contribuye a eliminar las toxinas que podamos tener en nuestra piel. Si no encuentras pepinos puedes hacer el mismo remedio casero con patatas y dejarlo actuar de cinco a diez minutos.

Si notas tu piel tirante pero esta no está deshidratada puedes mezclar un poquito de miel con un poco de agua tibia y aplicarlo por el rostro de forma uniforme. La miel actuará sobre nuestra piel haciendo que esta recupere la suavidad que había perdido, también eliminará los granitos e impurezas de estas con el uso de este remedio ya que contiene propiedades antibióticas que hacen que disminuyen las imperfecciones e irritaciones.

Este remedio es perfecto para aquellas personas que sufren de piel atópica o dermatitis [VIDEO].

Dos remedios para nuestro cabello

Si notas que tu cabello necesita ser lavado con demasiada frecuencia debido al exceso de grasa en el cuero cabelludo puedes añadir a tu rutina el limón o las infusiones de romero. El limón regulará la producción de grasa de nuestro cuero cabelludo y tu cabello lucirá limpio por mas tiempo.

Si es el caso contrario y notas que tu cabello [VIDEO]esta más reseco de lo habitual puedes darle un extra de nutrición haciendo una mascarilla casera. Mezcla en un recipiente una clara de huevo, medio aguacate, una cucharada de aceite de oliva o aceite de coco y una cucharada de miel. Aplica la mezcla de medios a puntas y déjalo actuar durante aproximadamente media hora y después lava tu cabello como de costumbre. Verás como tu cabello recupera el brillo y la suavidad de forma casi inmediata.