2

¿Te imaginas hacer abdominales estando sentado mientras ves la televisión? Las llamadas abdominales isométricas, al igual que otros muchos ejercicios son fácilmente realizables desde casa, como contrapunto a las labores domésticas. Ya no tienen cabida las excusas del tipo de "no tengo tiempo" para fortalecer tu musculatura. Además de reducir centímetros ganarás en salud, previniendo lesiones musculares como esguinces o dolores de espalda [VIDEO].

¿Conoces la gimnasia relax?

No es más que aprovechar los ratos muertos que pasamos entre cuatro paredes, excediendo el tiempo diario recomendado de actividades sedentarias, para entretenernos tonificando músculo.

Ahora que con el frío y la lluvia apetece menos salir a la calle, puedes reservar unos minutos para practicar juegos de equilibrio, Wall Press u otros ejercicios de contracción.

Si eres novato en estos menesteres o algo perezoso puedes probar a contraer tu abdomen estando sentado y acompañarlo de una lenta expiración a medida que vas relajando. Lo mismo puedes hacer con los glúteos: contráelos por un minuto, relaja y vuelve a contraer. En apenas 10 minutos habrás tonificado tanto como con la práctica de cualquier actividad aeróbica.

¿Conoces el Wall Press? Se trata de empujar todo lo que puedas una pared cualquiera de tu casa. Junto con los juegos de equilibrio adquirirás estabilidad, mejorarás tu tono muscular y convertirás una aburrida tarde de domingo en una divertida experiencia, sobre todo, si estás acompañado.

¿Y la electroestimulación?

La gimnasia pasiva no logrará que adelgaces si previamente no modificas ciertos hábitos, reduces la ingesta de calorías, cuidas tu hidratación y priorizas el consumo de frutas y verduras [VIDEO].

Sin embargo, ¿sabes que la utilización de los electrodos permite ejercitar más en profundidad las fibras musculares con respecto al entrenamiento convencional? La corriente eléctrica favorece la movilización de aproximadamente 400 músculos de una sola vez. Puedes centrarte en la parte del cuerpo que prefieras y ajustar la intensidad.

Siempre bajo la supervisión profesional y manteniendo la postura corporal correcta se obtienen valiosos beneficios:

  • Tras 4 sesiones aumentarás en un 17 % tu fuerza y explosividad muscular.
  • Atajarás la hipertrofia muscular.
  • Reducirás los requerimientos de oxígeno y con ellos la fatiga y el tiempo de recuperación tras el esfuerzo.
  • Elevarás en un 20 % el riego sanguíneo optimizando el abastecimiento de oxígeno y nutrientes a las fibras musculares.
  • Fortalecerás el corazón y su eficiencia.
  • Erradicarás los dolores de espalda y las escoliosis debidas a una mala higiene postural.

Como ves, no existen los milagros pero con constancia y planificando rutinas divertidas y alternativas los resultados acabarán llegando.