2

¿Sabemos qué son las ojeras?

Aunque parezca una pregunta retórica, no lo es, ya que muchas veces confundimos las ojeras son un exceso de piel bajo los ojos o con manchas oscuras producidas por una exposición prolongada al sol.

Si tu piel es muy fina y has llorado estás más predispuesto a sufrir un edema ocular que oscurecerá la parte inferior de tus ojos. Algo similar ocurre si eres alérgico, asmático [VIDEO]o tienes un eczema. La irritación en los ojos y el roce del pañuelo favorecen la sequedad de la piel en el contorno de tus ojos, apagando el tono de esta zona.

La menstruación, la gestación o el propio envejecimiento, este último por la destrucción de los fibroblastos que mantienen firme la piel, son otros de los factores que pueden afear la parte inferior de nuestros ojos, sin que necesariamente sean ojeras.

Ciertos fármacos como la cortisona o los vasodilatadores, así como el abuso de las grasas saturadas, el alcohol o el tabaco nos saturan de toxinas que van colapsando poco a poco nuestra piel. La falta de oxigenación impide que la piel se nutra adecuadamente y luzca como debe.

Tips para olvidarte de las ojeras

Presta atención a estos sencillos consejos, no es que sean milagrosos, pero con poco esfuerzo es posible decir adiós para siempre a las ojeras:

Si tu piel es fina debes evitar los cosméticos de efecto exfoliante como los enriquecidos con retinol, ácido glicólico o salicílico, ya que afinarán aún más tu piel. Debes optar por el ácido hialurónico para retener la captación de agua y tratar de engrosar tu piel mediante una hidratación constante.

Para las ojeras más comunes, las causadas por la falta de descanso y/o la fatiga visual, además de procurarte un adecuado descanso de 8 horas con la cabeza ligeramente elevada y acostumbrarte a hacer las debidas pausas cada cierto tiempo cuando estás ante la pantalla del ordenador, debes fijarte en aquellos cosméticos que estimulan la oxigenación y ralentizan la retención de líquidos o la coagulación de la sangre:

  • El té verde y la vitamina C actúan como antioxidantes.
  • El ginkgo, la biloba y la cafeína [VIDEO]nos ayudan a neutralizar los edemas.
  • El aceite de higo chumbo, rico en vitamina K, contrarresta la retención de líquidos.
  • Una dieta con predominio de vegetales de hoja verde, cítricos, zanahoria, legumbres y huevo será la idónea para prevenir las ojeras.
  • Realizar ejercicio diario, aunque solo sea caminar, acelerará la eliminación de las toxinas, activará la circulación y disminuirá tus niveles de cortisol en sangre, que precisamente es la responsable de las ojeras oscuras.
  • Desmaquíllate antes de acostarte y prueba la mascarilla a base de bicarbonato y agua. Aplícatela con una cucharilla fría y retírala al cabo de unos minutos con agua de rosas o aloe vera líquida.
  • La gelatina o la mascarilla de leche y harina de almendra son otras opciones caseras, si no quieres recurrir a medidas más drásticas como la carboxiterapia e inyectarte CO2.

Como ves, la cosmética, el descanso, la dieta y un poco de ejercicio son los ingredientes para una Mirada joven que anhela felicidad y éxito.

¿Es la tuya?