El ejercicio potencia nuestro yo

El ejercicio nos llena mucho más de lo que creemos y nos ayuda a subir el #autoestima. Lejos de ser simplemente "quererse a sí mismo", el autoestima va mucho más allá... No se trata de apreciarse y dejarlo como un sentimiento interno que aparece de vez en cuando para recordarnos que somos únicos y especiales, sino de un sentimiento que nos potencia y nos hace siempre esperar algo mejor de nosotros. La salud juega un papel vital aquí y entra al terreno para hacernos sentir conformes con quienes somos, seguros con lo que hemos hecho con nuestro estilo de vida y confiados en que podemos llegar hasta donde nos lo propongamos con tal de obtener resultados positivos.

La baja autoestima se sube con el ejercicio.

¿Quiénes no se han sentido más seguros al bajar unos kilos? ¿Cuántos de ustedes no sonríen al verse más definidos cuando se ven al espejo? ¿Cuántas veces no has cambiado tu outfit por una falda más corta o un traje de baño más cool porque te sientes más confiado dautoestima? Y es que sí. Cuando hay cambios de apariencia, hay necesariamente un cambio en la actitud. Te sientes contento, optimista y deseas que todos a tu alrededor lo sepan. Admítelo... ¡Quieres gritarlo a los cuatro vientos! Por fin eres y te ves como siempre habías querido.

El autoestima es un músculo que puede crecer

El autoestima y el ejercicio van de la mano porque el primero es un músculo que se trabaja día a día que se construye poco a poco. No sucede de un día para otro pero trae más beneficios de lo que imaginamos pues activa una parte de nosotros que nos hace sentir cómodos en nuestra propia piel.

Vídeos destacados del día

Incorporar una rutina diaria para mejorar nuestra salud hace que (inconsciente o conscientemente) queramos proyectar un lado de nosotros que está apagado. El ejercicio, entonces, es vital no sólo para estar fit sino para sentirnos bien y exteriorizar nuestro "yo potenciado" en nuestros círculos sociales. Te hace ser mejor, sentirte bien y conectarte con los demás de la forma que siempre habías deseado.

¿Quién se iba a imaginar que el ejercicio podía mejorar nuestro carácter y subirnos el autoestima? La respuesta es nadie y todos al mismo tiempo. No cualquiera tiene claro que mover el cuerpo constantemente, levantar pesas, meditar y bailar puede mejorar nuestros estados de ánimo. ¡Y es increíble que por fin lo tengamos presente!

Autoestima+Ejercicio=La combinación perfecta

Ejercicio y autoestima. La mezcla perfecta para nuestra salud emocional: eliminamos toxinas, tonificamos nuestra musculatura, le decimos adiós a la grasa extra. Y al mismo tiempo, aprendemos a estar felices con nosotros mismos.

Las sonrisas, conformidad y orgullo no son externos sino que los podemos encontrar en nosotros mismos. Es en nosotros donde está la fuente inagotable de confianza personal para impulsar nuestro propio bienestar.

Aumentemos nuestra autoestima al hacer ejercicio:

-Libera endorfinas: las hormonas de la felicidad te permiten experimentar placeres mucho más intensos.

-Energía: la actividad física te brinda la vitalidad que necesitas para ser la persona de tus sueños.

-Voluntad: hacer ejercicio aumenta tus niveles de superación y logras impresionarte con tus capacidades. Ya no existen límites que no puedas alcanzar.

¿Qué dices, te anotas a un plan de sonrisas potenciadas?