Con la llegada del verano a la vuelta de esquina comienza la fiebre de las dietas milagro y el afán por perder los kilos que hemos ido acumulando a lo largo del invierno. Las comidas más pesadas, típicas de la época invernal, y el sedentarismo hacen mella en nuestra figura pero, además de las dietas, existen pequeños gestos que nos ayudan a aligerar nuestro cuerpo sin apenas darnos cuenta.Sigue leyendo y averigua como lograr un cuerpo más saludable casi sin esfuerzo.

- Bebe mucha agua: el agua ni engorda ni adelgaza porque no tiene calorías pero si no tomamos la suficiente el cuerpo se resiente y le cuesta más eliminar lo que nos sobra.

Bebe al menos 1,5/2 litros de agua al día y tu organismo funcionará mejor.

- Cambia los refrescos por aguas con sabor: aunque sean light y apenas tengan calorías los refrescos con gas no son una buena opción ya que te hinchan y eso se traduce en una barriga más redondeada de lo que quisiéramos. Pásate al agua con sabores y evitarás la hinchazón.

- Desayuna: aunque parezca mentira hay mucha gente que no tiene el hábito de desayunar porque cree que así ahorra calorías y adelgaza pero el resultado es el contrario. Está comprobado científicamente que las personas que toman un buen desayuno son menos proclives a coger kilos de más.

- Como postre, fruta: olvida los postres dulces y demasiado procesados (flanes, natillas...) y consume fruta fresca. Plátanos, fresas, albaricoques...son deliciosos y mucho más sanos.

Vídeos destacados del día

Por algo los llaman las golosinas de la naturaleza.

- Apúntate al "Power Walking": para estar en forma no hace falta salir a correr o pasar interminables horas en el gimnasio. Aunque no lo creas andar es un actividad física muy completa que permite bajar peso sin que se resientan las articulaciones como en el running. Una caminata de una hora diaria a paso ligero es todo el deporte que necesitas para mantenerte en forma. También ayuda pasar del ascensor y subir escaleras. Es un ejercicio genial para fortalecer piernas y glúteos.

- Olvida los fritos y pásate a los horneados: si eres de los que disfrutan de productos como los calamares a la romana, merluza empanada y similares debes saber que muchos de estos productos se pueden hacer en el horno en vez de freírlos. De esta manera nos ahorramos añadir aceite con eso nos ahorramos un montón de grasa y calorías inútiles.

Con sencillos gestos como estos haremos nuestro día a día más saludable y aligeraremos de forma fácil nuestra silueta. #Obesidad #Alimentos #Calidad de vida