Para los que luchan contra el paso del tiempo, o contra el sobrepeso, el té verde es sin dudas el principal aliado. La infusión oriental es conocida por sus propiedades antioxidantes y su poder para eliminar la grasa del cuerpo; siempre y cuando se sepa cómo emplear esta bebida, evitando los excesos.

Se dice que, por sus propiedades antioxidantes, el té verde previene algunos tipos de Cáncer (Páncreas, vejiga, ovarios y esófago) y el alzheimer, enfermedad que ataca a los de edad avanzada. Para conseguir este beneficio de la infusión se aconseja beberlo en ayunas todos los días, tan solo una taza (236,59 ml). Por supuesto, la temperatura debe estar entre los 60° y 80°, y debe ser bebido antes de los 3 minutos.

Para una mejor función, se debe evitar el uso de la azúcar, algo que beneficia notablemente cuando la meta a alcanzar es la pérdida de peso.

También circula que el té verde ayuda a prevenir la caída del pelo en los hombres que padecen alopecia androgénica. He aquí el primer mito: no está comprobado que dicha infusión retrase los efectos de la dihidrotestosterona (DHT), que es lo que causa una mala alimentación de bulbo capilar.

El otro mito es que esta variante de té ayuda a combatir el estrés. Esta bebida presenta en su composición cafeína, sustancia que debe ser evitada si se quiere evitar esta reacción fisiológica tan común en estos días. Claro está, la infusión tiende a potenciar los efectos del café, alterando nuestro sistema nervioso.

Como se mencionó más arriba, solo debe tomarse una taza de té verde por día.

Vídeos destacados del día

No se recomienda consumir más que esa medida porque puede ocasionar varios malestares, entre los que se puede mencionar: falta de sueño, diarrea, dolor de cabeza, mareos, palpitaciones, etc.

No se aconseja el uso en embarazadas, ya que puede provocar daños al bebé, aún en bajas dosis. Es el mismo consejo para aquellas mujeres que estén en la etapa de lactancia. Pero lo que se debe tener bien en claro es que el té verde puede generar abortos involuntarios cuando se consume en exceso.

El té verde también es una bebida prohibida para aquellos con problemas de hígado y cardiacos, los que presentan anemia y los que presentan sangrado interno.