La garganta es la cavidad corporal que se extiende desde la parte posterior de la nariz y la boca hasta la tráquea y el esófogo. Participa en distintas funciones como la conducción de aire que respiramos, la deglución de los alimentos y el habla.

Al ser una zona de paso, está expuesta a un extenso grupo de agentes medioambientales que pueden provocar infecciones, irritación e incluso lesiones como las provocadas por el paso de alimentos o de bebidas demasiado frías o calientes.  Esto ocurre se sufren una serie de incómodos síntomas como la sensación de cosquilleo, el enrojecimiento, la ronquera o pérdida parcial de la voz.

El ardor al tragar , las infecciones víricas son la principal causa de molestias en la garganta.  Nuestro cuerpo intenta defenderse de estos microorganismos se liberan mediadores de la inflamación que irritan las fibras nerviosas provocando el incómodo dolor en la garganta. 

Suelen ir acompañadas de tos, congestión nasal y dolor de cabeza. Las infecciones de origen bacteriano también pueden causar estos síntomas. 

Los estreptococos suelen ser los principales microorganismos causantes de dichas infecciones aunque existen otras familias de bacterias que pueden estar implicadas, muchas veces estas infecciones bacterianas suelen ser secundarias a una infección vírica.

En estos casos, el dolor de garganta puede ir acompañado con fiebre alta, ganglios inflamados y dolorosos en el cuello, y placas blancas en las amígdalas .Si aparecen estos síntomas es necesario acudir a la consulta del médico quien valorará la necesidad de administrar un antibiótico.

Vídeos destacados del día

En el entorno donde vivimos existen algunos factores que también pueden irritar la mucosa que recubre nuestra garganta como la inhalación del humo del tabaco, la contaminación del aire y el polvo, causando molestias o dolor.

Otros potentes irritantes son el alcohol, el picante  e incluso el aire seco acondicionado y los calefactores. Estos agentes son especialmente perjudiciales si se respira por la boca en vez de por la nariz.

¿Cómo aliviarlo?

Generalmente, los síntomas del dolor de garganta son leves y pasajeros y no requieren un tratamiento intensivo, pero cuando duran más de tres días o van acompañado de fiebre alta, hay que acudir al médico. En cualquier caso, se pueden adoptar una serie de medidas para aliviar las molestias .

Ingredientes 

2 ramitas de tomillo 

1 limón 

1 cuchara sopera de  malva seca

1 cuchara sopera de  malvavisco

 2 tazas de agua 

Preparación

Calentar la agua , cuando este case herviendo , sacala del fuego y añada los ingredientes tapar lo y dejar que este en temperatura ambiente y hacer gargarismo en espacios de una en una hora, mas o menos.

Infusión de jengibre fresco clavo de la india

Ingredientes 

1 cuchara sopera de jengibre troceado

3 ramas de canela 

1 vaso de agua

1 cucharadita de miel ( al gusto)

Preparación 

Calienta el agua, quitar del fuego y   añadir el jengibre y la canela,  tapar,cuando este en temperatura ambiente añadir la miel.