Nos encontramos a pocas semanas de que la Comunidad de Madrid vaya a las urnas para decidir cuál será el futuro de la alcandía de la comunidad y, en este período de precampaña, Irene Montero se ha convertido en una de las mayores protagonistas, después de haber generado una ola de críticas por parte de los partidos de la oposición a la hora de realizar un discurso con, según algunos, "excesivo uso de lenguaje inclusivo". La ministra de Igualdad habría querido reflejar los valores de Unidas Podemos como una estrategia de campaña pero, dentro del uso que ha hecho de la forma neutra del castellano, la cual no está registrada en la RAE, ha recibido una ola de publicaciones y críticas tildándola de "ridícula".

Irene Montero se refiere a 'hijes', 'niñes' y 'escuchades'

Irene Montero sabe que uno de los mayores colectivos a los que se dirige, es el movimiento LGTBIQ+, por lo que habría querido adaptar su discurso con la forma neutra de nuestro idioma, refiriéndose no solo a los niños y niñas, sino también a los "niñes" y, en esta línea, también a los "hijes" y los "escuchades". Durante toda su intervención, su discurso ha estado muy marcado por este deje.Sin embargo, parece que esta forma de referirse a sus interlocutores no ha sido del agrado de una buena parte de su oposición y no han dudado en referirse a ella y en generar una ola de críticas.

La derecha critica el discurso de Irene Montero

Los partidos de PP, Vox y Ciudadanos no han tardado en hacerse eco del discurso de Irene Montero y, sin pelos en la lengua, la han catalogado como "ridícula" a la hora de usar el lenguaje inclusivo.

Inés Arrimadas ha sido de las primeras en reaccionar criticando lo que llama un "ataque a la lengua española".

Por su parte, Carla Toscano o Toni Cantó han continuado esta línea de críticas, e incluso el reciente miembro del PP ha usado un tono sarcástico para referirse al dinero que se invierte en su puesto.

"Su ministerio nos cuesta 451 millones de euros, euras, eures", sentencia Cantó.

Irene Montero, a pesar de toda esta ola de críticas, no ha dudado en reiterar su intervención y en aprovechar para criticar la gestión de Isabel Díaz Ayuso, llegando a declarar que Madrid no tendría "libertad" sino se consigue erradicar el miedo a manifestarse tal y como se es.

Ana Mata llama a Irene Montero 'payasa'

Una de las personas que han destacado por su crudeza en las críticas a la ministra Montero ha sido la partidaria del PP en Andalucía Ana Mata, la cual ha llegado a llamarla "una pobre payasa". Según Mata la ministra estaría intentado burlarse de los ciudadanos con este tipo de intervenciones y tilda de "ridículo" este comportamiento, publicando un explicito tweet al respecto que ha generado gran revuelo.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!