Ahora la Fiscalía ha pedido cinco años más de prisión para el rapero Pablo Hasél, por encabezar disturbios en 2018, exactamente durante el intento de asalto a la Subdelegación del Gobierno de Lleida, luego de que el líder catalán, Carles Puigdemont fuera detenido en Alemania, cuando viajaba de Finlandia hacia Bélgica. La Fiscalía exactamente solicita cinco años y tres meses de cárcel por los delitos de lesiones y daños, atentado contra la autoridad y desordenes públicos.

Los disturbios por los que se acusa al rapero Pablo Hasél de varios delitos tuvieron lugar a pocas horas de la detención de Carles Puigdemont en Alemania.

Junto a él otras diez personas también han sido acusadas por instigar a los manifestantes para que se enfrentaran a los agentes policiales que ese día custodiaban la sede de la Subdelegación del Gobierno de Lleida. Además se les ha señalado de haber coordinado el intento para entrar al espacio gubernamental.

La indemnización que exige la Fiscalía

La Fiscalía además de solicitar los cinco años y tres meses de prisión en contra del rapero Pablo Hasél, también ha exigido 7.000 euros de indemnización para pagar los daños a los vehículos policiales y a la infraestructura de la sede de la Subdelegación del Gobierno de Lleida. Aunado a ello la indemnización incluye unos 4.000 euros que serán destinados a cada agente de seguridad que luego de los incidentes debió retirarse de su puesto de trabajo durante varios días.

Los detalles de los hechos sobre los que la Fiscalía trabaja

Los hechos que tuvieron lugar en 2018, luego de que Carles Puigdemont fuera detenido en Alemania dejaron varios agentes de seguridad heridos. Y es que ese día, los Mossos d'Esquadra debieron aplicar un cordón alrededor de la Subdelegación del Gobierno de Lleida, para evitar que los manifestantes entraran al espacio gubernamental.

Ese bloqueo policial provocó el choque entre los agentes de seguridad y los que manifestaban. El resultado fue cuatro policías heridos, daños a los coches policiales y a la sede de la Subdelegación del Gobierno de Lleida.

La acusación de la Fiscalía sitúa los hechos que ocurrieron ese día

En la acusación de la Fiscalía se narra que ese día unos 3.000 manifestantes fueron instigados por Pablo Hasél y los otros diez acusados, además de otras personas que no han sido identificadas todavía, para que procedieran a empujar las líneas policiales hacia el edificio de la Subdelegación del Gobierno de Lleida.

Al tiempo que lo hacían, los manifestantes gritaban improperios contra los agentes de seguridad.

Los agentes de seguridad fueron arrinconados por los manifestantes

La arremetida de los manifestantes contra las líneas policiales permitió a los primeros arrinconar a los agentes de seguridad para agredirlos. En medio de la avanzada de los que protestaban, los Mossos d'Esquadra se vieron obligados a llegar hasta la puerta de la Subdelegación del Gobierno de Lleida. Cabe destacar que la Fiscalía ha acusado a los manifestantes de haberles lanzado objetos a los policías.

La acusación de la Fiscalía y el clima social en Barcelona

La Fiscalía ha solicitado la nueva condena para el rapero Pablo Hasél, en medio de un clima tenso en Barcelona.

Tras su detención en la Universidad de Lleida, acusado por el delito de injurias a la Corona, los disturbios se han visto multiplicados, con el resultado de detenidos, heridos y diversos destrozos a comercios y áreas públicas de la ciudad.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!