La ministra de Igualdad, Irene Montero, había sido invitada este lunes 8 de marzo a un acto en el IES Gómez Moreno, situado en el barrio de Hellín (distrito de San Blas), por el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, el Gobierno Regional, ha tomado la iniciativa de prohibir el evento asegurando que Montero "pretendía hacer un acto político en horario lectivo".

El Gobierno de la Comunidad de Madrid justifica su prohibición

La Consejería de Educación afirma que, al recibir la propuesta, el pasado 2 de marzo comunicó con antelación que la celebración del acto quedaba desautorizada "por motivos de seguridad sanitaria" relacionados con el COVID y que la directora del instituto fue informada de ello.

Desde la Consejería justifican la prohibición afirmando que la hora y su duración podrían perjudicar a la actividad de los alumnos, además de que el número de personas que acudirían "no fue especificado" y que no conocían si asistirían también medios de comunicación y su número, aunque desde el Ministerio de Igualdad niegan haber convocado a ningún medio al encuentro.

La Comisión de Igualdad del centro, formada por alumnas y profesoras, asegura que el acto iba a ser celebrado al aire libre con un aforo reducido de personas y respetando la distancia de seguridad que aconsejan las autoridades sanitarias; además, afirma que las medidas propuestas fueron aceptadas por la propia Irene Montero y su equipo de seguridad.

Tras la prohibición del acto, las alumnas y profesoras han organizado una asamblea 'feminista' con motivo del 8M en el lugar en el que estaba convocado el encuentro la ministra.

Por otra parte, el Gobierno de Ayuso asegura que pidió al instituto más información sobre el evento y "no recibieron detalles imprescindibles", añadiendo que es la misma información que solicitan a cualquier acto que tenga características similares, sin realizar ningún tipo de distinción.

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid ha comunicado que desde su Gobierno no van a permitir ningún acto de adoctrinamiento en colegios e institutos públicos en horario escolar y que "en Madrid no se adoctrina en las aulas".

Las alumnas han mostrado su malestar por la prohibición

Las alumnas que han organizado el evento, han querido hacerse eco para denunciar el caso y mostrar su enfado.

Expresan que les han 'arrebatado' un encuentro que les pertenecía. Para las alumnas, ni la política ni la ideología eran las protagonistas, sino el feminismo. Además, aseguran que el acto iba a ir enfocado en cómo ellas, jóvenes del barrio madrileño de San Blas y alumnas de un centro público, llevan día a día la igualdad y el feminismo "a sus aulas". Esto ha provocado multitud de críticas hacia el Gobierno de Ayuso, que por su parte, afirma que "Unidas Podemos e Irene Montero están 'distorsionando' los hechos diciendo que se les ha vetado", y reitera que el acto no fue autorizado desde el inicio por otros motivos de índole sanitaria.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!