Desde la delegación del gobierno de Madrid han llegado a la decisión por motivos de salud pública, prohibir todo tipos de reuniones o convocatorias de manifestaciones que puedan significar acumulación o concentración de personas para el día 7 y 8 de marzo. Irene Montero, Ministra de Igualdad de España, ha manifestado desde su posición y como integrante del Gobierno, cumplir las normativas en cuanto a las recomendaciones sanitarias y las prohibición de las manifestaciones programadas para tales fechas.

Sin embargo, la ministra ha señalado a la decisión como una "criminalización al feminismo".

De hecho, ha participado este mismo jueves en un acto organizado por la Confederación Sindical de Comisiones Obreras, precisamente con motivos del próximo Día de la Mujer y desde su punto de vista, cree que aún hay quienes quieren negar la calle a las mujeres, lamentando todo el trabajo y sacrificio realizado para reivindicar y conquistar los derechos de la mujer ya sea para estudiar o trabajar.

Irene Montero entiende desde el lugar que ocupa las decisiones del Gobierno respecto a las medidas sanitarias

La salud pública es sin duda una prioridad para el gobierno en Madrid, por eso se han anunciado dichas medidas de prohibición para todas las convocatorias de manifestaciones que conlleven a una concentración de personas, el riesgo de contagios que esto puede suponer es sin duda alto.

Irene Montero asegura que como miembro del Gobierno está obligada a cumplir las medidas sanitarias indicadas por las autoridades, por la cual ella misma ha recalcado insistentemente en estos días, asegurando que hay que ser responsables y acatar las recomendaciones sanitarias.

Por otro lado, Irene Montero se ha expresado acerca de la 'criminalización' del movimiento feminista

Así pues, la ministra Irene Montero ha dejado claro que ni a ella ni a todas las que luchan por sus derechos las van a encontrar en esa criminalización del movimiento feminista.

Sin embargo, asegura en el mismo Ministerio de Igualdad, que lo único que van a encontrar es una "oposición firme en una España totalmente machista", mensaje destinado directamente a la extrema derecha.

Por otro lado, Jaume Asens, que ocupa el cargo de presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, se ha manifestado a través de Twitter para expresar y señalar la contradicción de la delegación del gobierno, ya que por un lado, "las manifestaciones antisemitas de la Falange están permitidas, pero no así las marchas por el feminismo". Así pues, esto si duda ha causado un gran debate en las redes sociales.

El portavoz de Esquerra Republicana también ha dejado su crítica hacia el Gobierno

Gabriel Rufián, el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana, ha criticado que "en Madrid haya toros y se celebren mítines o también se contemple la posibilidad de que las personas vayan al fútbol", pero que se genere tanta polémica por las manifestaciones del 8-M le pareció llamativo.

Asimismo, Rufián ha resaltado "el ataque hacia el feminismo de manera encarnizada que se viene produciendo en estos últimos años". Por otro lado, el portavoz cree que las manifestaciones del Día de la Mujer deben de continuar, eso sí, con autorización sanitaria. Pues en ese contexto, ha asegurado que su formación estará presente a todas iniciativas que estén autorizadas precisamente por las autoridades sanitarias que se realicen el 8-M.

Por otro lado, las organizaciones feministas se han hecho eco de la decisión tomada por la Delegación del Gobierno de Madrid, la cual han rechazado, y aseguran que seguirán luchando para poder reivindicarse en la calle. Así pues, desde la comisión 8-M de Madrid estarían pensando en llevar a cabo acciones legales contra la prohibición.

Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!