Actualmente existe una gran polémica respecto a un borrador creado en el Ministerio de Igualdad, el cual presenta una ley que permite que las personas no agreguen su sexo en el DNI, con la intención de apoyar a aquellos que no se sienten identificados con el sexo que tuvieron al nacer. El feminisno y algunos socios del Gobierno siguen luchando para conseguir convertir en realidad esta nueva ley, aunque esta idea ha generado debate dentro del propio Ejecutivo.

Una ley para proteger a personas trans y contribuir a la la igualdad de género

El borrador producido por el Ministerio de Igualdad ya se encuentra listo y en estado de evaluación.

Su intención es crear una ley destinada a defender la igualdad de forma efectiva y directa, siendo su visión principal la libre autodeterminación de género para cualquier persona que lo desee. Esta ley tiene la idea de permitir cambiar el nombre, el sexo en el registro civil y tener acceso a tratamiento hormonal, sin necesidad de poseer ninguna clase de documento o trámite excepto una declaración expresa del emisor, y estará vigente para todos aquellos que sean mayores de 16 años.

Es necesario recordar que esta ley se encuentra basada en una normativa que fue incluida durante el acuerdo de Unidas Podemos y PSOE. Aunque ahora que ha llegado el momento de ser aplicada, se ha generado una brecha entre los políticos. Por el momento, no ha sido posible llegar a un acuerdo entre los miembros del Ejecutivo y el movimiento LGTBI, pero es muy probable que se generen cambios dentro del colectivo por este desacuerdo.

Reconocimiento a personas LGTBI y posibilidad de acceso a tratamientos reproductivos

La ley desea reconocer a las personas con identidades no binarias, de modo que todos aquellos que no se consideren a sí mismos como hombres o mujeres, tenga la posibilidad de eliminar su sexo de todos los documentos oficiales. Además, también incluye una cláusula donde se permite el acceso sin restricciones a tratamientos reproductivos para todos aquellos transexuales que posean la capacidad de entrar en gestación.

A pesar de esto, la ley no representará un cambio total al menos en lo que respecta a lo judicial. El colectivo declaró que posiblemente los agresores tratarán de utilizar esta nueva ley con el fin de poder evitar la ley de Violencia de género, causando una laguna legal. Por esta razón, el borrador indica de forma específica que: “El cambio de sexo en el registro no alterará las causas jurídicas abiertas con anterioridad a la modificación registral, con la intención de evitar penas establecidas en la ley de violencia de género”, de modo que sea posible aplicar la nueva ley sin problemas.

Existe intención de 'pulir' la propuesta creada y expuesta en las últimas horas

Varias fuentes de origen socialista afirman que este borrador actualmente solo posee postulados de Unidas Podemos, razón por la cual es necesario “pulirlo”. Por el momento, aún faltan las aportaciones de varios ministerios que también serán afectados de forma directa e indirecta por la ley, por lo que es casi seguro que el borrador actual sufrirá un gran número de cambios antes de ser aceptado por el Gobierno.

El borrador está siendo tratado por el equipo de Irene Montero y Carmen Calvo, una negociación que tiene como meta conseguir iniciar una tramitación legislativa para esta ley dentro de las primeras dos semanas del mes de febrero. Dicho borrador fue creado en una iniciativa de Unidad Podemos que comenzó en el 2017, además de una ponencia de la Comisión de Justicia que fue mostrada el mes de marzo del 2019, la cual tuvo en su momento el apoyo del PSOE, el cual aceptó la propuesta por unanimidad.

A pesar de todo esto, ambos bandos han presentado una postura muy distinta respecto a su idea acerca de la nueva posible ley. Por un lado, el equipo de Irene Montero muestra seguridad y desea comenzar a trámites a finales de la primera quincena de febrero, mientras que la vicepresidenta Carmen Calvo y varios socios del PSOE exponen que el borrador “aún necesita mucho trabajo” y no han dado fecha fija para su tramitación legislativa. Debido a esta brecha de opiniones e ideales, todavía falta esperar nueva información acerca de las cláusulas exactas que tendrá la ley propuesta por Unidas Podemos.

Grandes multas y sanciones para personas que presenten conductas discriminatorias

El nuevo documento también ha intentado centrarse en la creación de sanciones, basadas principalmente en multas, las cuales pueden llegar hasta 150.000€ para aquellos que cometan delitos discriminatorios de alta gravedad.

Este borrador asimismo prohíbe de manera expresa las citas terapéuticas de conversión de género y la cirugías de modificación de sexo para bebés. Las multas van desde un mínimo de 10.001€ para delitos leves hasta 150.000€ para aquellos más graves.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!