El sonado 'Caso Máster' de Cristina Cifuentes, quien fuera presidenta del PP en Madrid ha llegado a su resolución judicial final. Entre los acusados, hoy declaraba la profesora del máster en Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, que reconocía ser consciente de su mala praxis al falsificar el acta de notas, pero bajo el alegato de que había sufrido amenazas continuadas desde que se desataron los rumores sobre la veracidad del máster: “Esto hay que arreglarlo ya o habrá consecuencias o Cristina os va a matar”. Esto y un ''estado de nerviosismo'' le llevaron a contribuir a que se falsificase el documento académico acreditativo.

Además la profesora afirma que ella no vio personalmente a Cristina Cifuentes en clase ni atendió a su defensa del Trabajo de Fin de Máster.

Existen varias pruebas contradictorias

Otra pieza clave del puzzle, María Teresa Feito, niega haber verbalizado ninguna de estas amenazas además de no haber recibido indicaciones u órdenes directas de parte de Cifuentes o alguien de su equipo para que presionara a la profesora con el fin de que falsificase el acta final. Sin embargo, estas declaraciones se contraponen con las pruebas facilitadas donde se ven que Feito llamó telefónicamente a la profesora acusada de falsificación más de 10 veces en un día. Por otra parte, desde el lado de la defensa, se han presentado varios documentos acreditativos como citas en la agenda de Cifuentes relativas a su asistencia al máster o eventos relativos a éste.

Cristina Cifuentes se enfrenta a una pena de prisión

La Fiscalía pide pena de prisión para la expresidenta del Partido Popular de Madrid por un delito de falsedad documental, en concreto tres años y tres meses, así como para varias personas más que habrían colaborado en esta falsificación a sabiendas de ser algo ilícito y en plenas facultades de actuación y pensamiento.

Además este documento fue exhibido en varios medios de comunicación y redes sociales para acallar los rumores que dañaban la imagen de Cristina Cifuentes.

El juicio ha comenzado hoy siendo su primera jornada en la que Cristina Cifuentes no ha podido testificar, a pesar de encontrarse presente durante los testimonios de otras partes acusadas por extenderse demasiado el tiempo por lo que se sobreentiende que el proceso se demorará varios días más.

Otra pieza de la ecuación es el exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, quien también habría sido artífice de la negligencia, pero que falleció durante la investigación del caso, siendo ahora imposible verificar su versión o las palabras que pongan en su supuesta autoría las partes acusadas.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!