Cecilia Rosado ha reconocido este lunes que falsificó el acta con el que la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes intentó demostrar la validez de su polémico máster en Derecho Autonómico, cuyas irregularidades le costaron el puesto como jefa del Ejecutivo madrileño. La profesora de la Universidad Rey Juan Carlos ha declarado en la primera sesión del juicio del 'caso Máster', que ha comenzado este 18 de enero en la Audiencia Provincial de Madrid.

En su declaración, Rosado, directora del máster, también ha admitido que sufrió presiones cuando se destapó el escándalo del falso título de la expolítica del Partido Popular, una exclusiva publicada por un prestigioso diario digital.

La profesora ha asegurado además que, a partir de ese momento, supo que le iban a hacer "la vida imposible".

'Sentí que me iban a hacer la vida imposible'

Supuestamente, la encargada de presionarla era María Teresa Feito, asesora de la Consejería de Educación durante el tiempo en que el departamento estuvo en manos del exconsejero Rafael van Grieken. El 21 de marzo del año 2018, día en que estalló la polémica y el mencionado medio de comunicación publicó la exclusiva de que el máster de la antigua presidenta de la Comunidad estaba repleto de irregularidades, Cecilia Rosado recibió hasta 20 llamadas y mensajes de texto de parte de Feito.

La profesora ha denunciado también presiones por parte de Enrique Álvarez Conde, el hombre a cargo del Instituto de Derecho Público, un organismo satélite de la URJC que goza de gran autonomía y que impulsó el susodicho máster, que dirigía la propia Cecilia Rosado.

Álvarez Conde fue procesado como presunto cerebro de esta trama, pero falleció en abril de 2019. En su caso, llamó a Rosado hasta en 24 ocasiones y le envió 15 mensajes. "Esto hay que arreglarlo", le advertía en alguno de ellos.

María Teresa Feito, que también ha declarado este lunes, ha negado conocer en persona a Cristina Cifuentes, aunque se sabe que la acompañó a recoger su título junto a Marisa González, quien fuera su jefa de gabinete.

Según su testimonio, el día en que saltó a la luz pública que el máster de la expresidenta de la CAM era falso, recibió dos llamadas: una de la propia González y otra de Amalia Calonge, que en este juicio está acusada de haber falsificado dos calificaciones para que Cifuentes pudiera obtener el título.

La profesora de Cifuentes reconoce que falsificó las actas

Sobre las llamadas a Rosado, Feito ha admitido que las realizó, pero para pedirle el acta y sin ningún tipo de presiones. "Yo no soy de esas", ha afirmado ante el tribunal. Preguntada sobre si, en ese contexto, avisó a la profesora Rosado de que "Cifuentes la iba a matar", la exasesora de la Consejería de Educación ha insistido en que no presionó a nadie y ha negado que la que fuera dirigente del PP de Madrid hubiese hablado con ella en esos términos.

Por el llamado 'caso Máster', Cristina Cifuentes se enfrenta a tres años y medio de prisión. La principal acusada no ha querido hablar con los periodistas a su entrada a la Audiencia Provincial, pero le ha entregado a la prensa el certificado de la Rey Juan Carlos que acredita que superó su trabajo de fin de máster y su agenda del año 2012, cuando era delegada del Gobierno de Mariano Rajoy en Madrid.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!