El rey emérito Juan Carlos l hace cinco meses que está viviendo un exilio voluntario en el golfo pérsico, más precisamente en Abu Dabi. Pero no está solo y su compañía cuesta dinero al bolsillo de los españoles. Ha salido a la luz que el viejo monarca tiene desde su partida en el pasado mes de agosto tres asistentes cuyos sueldos, movimientos, estadías y viajes los paga la Administración del Patrimonio Nacional, el organismo público que se dedica al mantenimiento y cuidado de los bienes vinculados a la Corona de España.

Juan Carlos I conserva de forma vitalicia títulos y honores

Cabe recordar que, tras su abdicación, Juan Carlos conserva de forma vitalicia y honorífica el título de rey, el tratamiento de ‘majestad’ y todos sus honores relacionados.

Pero el 15 de marzo pasado, su hijo Felipe VI le hizo perder su asignación anual de 198.845,10 euros a través de un comunicado en donde también renunciaba a la herencia de su padre, perseguido por escándalos judiciales económico-financieros.

"El rey Juan Carlos no tiene actividad pública ni vive con los recursos públicos", ha afirmado este mismo miércoles la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una entrevista en RTVE, mientras el ministerio de Interior niega dar a conocer cómo es el dispositivo de seguridad que acompaña a Juan Carlos de Borbón porque “dicha información implicaría conocer el dispositivo de seguridad del rey emérito dejando con ello en evidencia las fortalezas o vulnerabilidades”.

Las facturas están emitidas por ‘Viajes El Corte Inglés’

Sin embargo, hay facturas emitidas por la empresa ‘Viajes El Corte Inglés’ de gastos de billetes de pasajes aéreos para las rutas Abu Dabi-Madrid y Dubai-Madrid; y estadías en hoteles de esos destinos de estas tres personas que no forman parte del dispositivo de seguridad, sino que son ‘ayudas de cámara’, que significan tres salarios a cargo de Patrimonio Histórico Nacional.

Según la definición de la Real Academia, el “ayuda de cámara del rey”, es “el criado que sirve en la cámara de su majestad para ayudar a vestirle y otros usos”. Esas personas al servicio de Juan Carlos en el exilio tienen una rotación mensual aproximadamente.

Las tarjetas opacas fueron usadas hasta por sus nietos

Es decir, Juan Carlos en su exilio, no está solo.

Tiene sus guardaespaldas y también, ahora se sabe, una corte de asistentes en su estadía en el país árabe que lo acompañan y lo cuidan mientras busca no interferir en el reinado de su hijo Felipe VI a causa de los varios cuestionamientos judiciales, el más nuevo, sobre las tarjetas opacas que hasta usaron sus nietos Froilán y Victoria Federica.

Si bien no se ha especificado cuáles son los salarios, dietas, alojamientos y gastos generales de estos asistentes del rey, sí se pudo saber que tan solo en traslados el gasto es de 4.000 euros, pero la Casa Real emitió un aclaratorio comunicado a través de su portavoz oficial en que asegura que "nada en la Casa se realiza fuera de lo que son las normas legales. Hay unas normas estrictas respecto al personal y sus comisiones de servicio".

Los gastos y quién los costea son un secreto de Estado, pero esta información develada podría ser la punta del iceberg del costo real de la vida del monarca en el país asiático quien a pesar de las investigaciones en su contra, no han hecho caer sus títulos y privilegios.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!