Una vez que han finalizado las fiestas de Navidad, uno de los temores que tiene buena parte de la población en España es que se produzca un confinamiento en el domicilio, tal y como pasó en la primera fase de la pandemia de la COVID-19, como consecuencia del incremento en el número de contagios por esta enfermedad en las vías respiratorias. En este sentido, el gobierno que preside Pedro Sánchez ha puesto de manifiesto que no impondrá esta medida restrictiva para combatir los efectos del virus en una posible tercera oleada.

Esto a pesar de que la mayoría de las comunidades autónomas van a endurecer las condiciones de las medidas restrictivas a partir de estos momentos: “No está en nuestra mente” han manifestado desde el ministerio de Sanidad para tratar de calmar a la población sobre esta posibilidad de la que se viene hablando desde hace algunas semanas y una vez que ha terminado la Navidad con datos peores.

Las autoridades admiten que vienen semanas muy complicadas

De todas formas, las autoridades sanitarias de nuestro país reconocen que la actual coyuntura epidemiológica les preocupa mucho en estos momentos, hasta el punto de que admiten que vienen unas semanas muy complicadas en lo que respecta a la evolución de la pandemia de la COVID-19. Pero en cualquier caso, reconocen que las propias comunidades autonómicas ya han puesto o van a aplicar una amplia gama de medidas que consideran “suficientes” como para hacer frente al patógeno en este primer semestre del año.

Pocos partidarios de imponer un nuevo confinamiento domiciliario

Por otra parte, las autoridades sanitarias han revelado que han sido estas mismas medidas restrictivas las que han podido doblegar la segunda oleada de la COVID-19 y esperan los mismos resultados si llegase una nueva fase en la pandemia, hasta el punto de que desde el gobierno central se han mostrado siempre muy poco favorables a imponer un nuevo confinamiento en el domicilio, optando por otras estrategias menos severas o radicales para la población española, entre las que destacan la imposición del toque de queda o las limitaciones para viajar entre provincias o comunidades autónomas.

No al cierre de las escuelas

Otra de las medidas que el Gobierno no va a imponer es el cierre de los colegios. Al menos es la intención de la directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), María José Sierra, que ha expuesto ante los medios de comunicación social, por los problemas sociales que podría conllevar la aplicación de esta polémica medida para los más pequeños de la casa, pues se entiende que es de gran importancia en el ámbito educativo el componente presencial en las clases de los colegios y escuelas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!