El PSOE y Unidas Podemos han acordado la prohibición de los desahucios hasta la culminación del estado de alarma, en el mes de mayo. La medida busca evitar que se afecte a familias vulnerables durante la pandemia. Las comunidades autónomas tendrán la responsabilidad de reubicar los núcleos familiares que sufran un desahucio. Y serán los servicios sociales de los ayuntamientos los delimitantes de la vulnerabilidad o no.

Según el acuerdo de la coalición de Gobierno, integrada por PSOE y Unidas Podemos, estarán prohibidos los desahucios que no brinden una alternativa habitacional a las personas en estado de vulnerabilidad.

En dicho caso las comunidades autónomas tendrán un plazo máximo de tres meses, para garantizar una solución habitacional a la familia afectada. La directriz estará dirigida sobre los bienes “okupados” de propietarios que tengan diez o más inmuebles vacíos.

La prohibición de los desahucios iguala a las familias

El acuerdo de la coalición de Gobierno estará dirigido a las familias que fueron afectadas por la crisis económica que produjo la pandemia. Pero también atenderá los grupos familiares que se encuentran en una complicada situación económica desde antes de los estragos del COVID-19. Este hecho establece una diferencia entre el decreto vigente, ya que no marcaba esa distinción. La discusión entre PSOE y Unidas Podemos se ha traducido en una profundizada diferencia del antiguo real decreto.

La determinación de la vulnerabilidad de los desahucios

Las familias afectadas por un desahucio podrán solicitar ante un tribunal la determinación de la vulnerabilidad. En ese sentido el tribunal deberá solicitar a los servicios sociales un informe obligatorio, en dicho documento debe constatarse si la familia es vulnerable o no. En caso de serlo, la correspondiente comunidad autónoma deberá garantizar una solución habitacional a la familia, o suspender el desahucio.

José Luis Abalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Humana, ha declarado que el acuerdo en materia de desahucios busca hacer frente a un drama durante la pandemia. Por ello la necesidad de llevar el acuerdo que se traducirá en un real decreto, hasta mayo, estimando la culminación del estado de alarma. El funcionario de Gobierno brindó las declaraciones desde un foro realizado en Alicante.

El ministro de Transporte apoya negociar por los desahucios

Durante el foro organizado por la Confederación Empresarial de la Comunidad de Valencia (CEV), Bankia, la Universidad de Alicante y el Club Información, José Luis Ábalos afirmó que el acuerdo con respecto a los desahucios se enfoca en dar mayores garantías a las personas que no tienen un contrato de alquiler. Por tanto el funcionario de Gobierno enfatizó que "están negociando la inclusión de otras administraciones."

“En el PSOE estamos acostumbrados a negociar y acordar a partir de opiniones distintas, el devenir de los acontecimientos nos ha procurado peores pesadillas que compartir gobierno con Iglesias”, ha referido el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Humana, con respecto a las discusiones con sus socios de Unidas Podemos para llevar a cabo la medida antidesahucios abogó por fortalecer los mecanismos de negociación.

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha declarado que en mayo habrá que discutir otra vez la prohibición de los desahucios. El líder de Unidas Podemos agradeció a los sindicatos de inquilinos y plataformas antidesahucios el apoyo a la medida discutida dentro de la coalición de Gobierno. Iglesias ha reiterado lo impracticable que es desahuciar a una familia en estado vulnerable.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!