Pedro Sánchez no ha dudado en plantear un endurecimiento de las medidas de prevención del Coronavirus de cara a la Navidad y ha afirmado esta mañana en el Congreso que, si hay que endurecer el plan de Navidad, se propondrá a las comunidades autónomas porque ahora “no Podemos relajarnos, ni bajar la guardia”. En su comparecencia sobre los dos primeros meses del estado de alarma, el presidente del Gobierno ha avisado ya a los gobiernos autonómicos de un posible cambio en el plan de medidas para las fiestas navideñas por el repunte de contagios en los últimos días, a pesar de la tendencia de descenso que venía siendo predominante las últimas semanas.

"Estamos ante este último esfuerzo" ha afirmado Pedro Sánchez

Sánchez, ha querido ser positivo en cuanto a los datos actuales del COVID-19 en España, si se comparan con otros países europeos o con meses anteriores, pero ha querido hacer una llamada de atención a toda la población sobre la relajación en las medidas de seguridad por el repunte de estos últimos días y de cara a la Navidad: “Hemos luchado mucho todo el año y estamos ante este último esfuerzo”. Por el contrario, Pablo Casado, presidente del PP, ha criticado las declaraciones del presidente del Gobierno, ya que las considera triunfalistas y él no ha aceptado que haya ninguna mejora.

Sánchez en el Congreso: "El mejor regalo a nuestros seres queridos es seguridad"

Pedro Sánchez ha aconsejado a todos los ciudadanos que la mejor manera de actuar para prevenir contagios, “es que cada uno actuemos como si estuviéramos contagiados” porque realmente no sabemos si lo estamos. El presidente del Ejecutivo ha querido dejar claro que el virus no ha sido derrotado y que, todavía quedan fechas complicadas, aunque también ha señalado que podría ser el principio del fin.

Para estas fechas tan señaladas, Sánchez ha pedido a la población que las pasen en casa y que se salga solo para lo imprescindible, cuidando siempre la higiene y la distancia social ya que en estas fiestas se decidirá si podemos evitar una tercera ola de contagios. Además, ante el repunte preocupante de los últimos días, el presidente ha afirmado que el mejor regalo para nuestros amigos y familiares es seguridad y se trata de la forma más sencilla para decir a nuestros seres queridos que queremos “seguir unidos”.

Pedro Sánchez: “No tiremos todo por la borda, de nosotros depende que no haya una tercera ola

El presidente del Gobierno ha pedido a la sociedad española y a todas sus instituciones y administraciones un último esfuerzo para que nadie se relaje en esta fase crucial de la lucha contra el coronavirus, y ha exigido a los españoles que “no tiremos todo por la borda” porque solo de nosotros depende “que no haya una tercera ola”. Para Sánchez, la receta para la lucha contra la Covid-19 es “unidad, solidaridad, empatía, resistencia y moral de victoria”, además de continuar con la “cogobernanza” entre el Gobierno central y los autonómicos en el Consejo Interterritorial de Salud porque es de gran utilidad para construir medidas y, así impedir que la situación empeore.

Las previsiones del Gobierno para la vacunación contra el coronavirus

Después de todas las advertencias sobre la navidad, Sánchez ha querido transmitir esperanza a toda la población a medio y largo plazo dada la aceleración en la aprobación de las vacunas en la Unión Europea. Según las previsiones del Gobierno, es que la primera etapa de vacunación se destine a personas en residencias de mayores y personal sanitario, y así poco a poco, para mayo o junio, un total de 15 o 20 millones de españoles ya estarán vacunados frente al virus. Después de este gran segmento, será el Consejo Interterritorial de Salud quien decida cómo se debe proceder con el resto de la población.

Pablo Casado a Sánchez: “esto no es un estado de alarma, es una alarma de Estado

Lejos de apoyar al Gobierno, Pablo Casado, ha criticado duramente la actuación del Gobierno: “Nada ha cambiado en estos seis meses” y acusa a Pedro Sánchez de “poner en el puesto de mando a quienes quieren llevarlo a las rocas”. El líder del PP ha analizado las cuentas públicas y considera que “esto no es un estado de alarma, es una alarma de Estado” y que, además, “ahondan la depresión”. Casado ha expresado en el Congreso que los únicos que salen reforzados “son Rufián, Iglesias y Otegi” y además considera que el Gobierno está trabajando en “indultos”. Como en otras ocasiones, Pablo Casado, ha juzgado la actitud y las medidas del Gobierno de Sánchez, quien considera que “solo le importa el poder”.

El líder del PP ha vuelto a acusar al Ejecutivo de “autoritario” y que su fin es “destruir las libertades”.