La Navidad es un momento perfecto para reencontrarnos con los nuestros y recordar momentos que hemos vivido juntos. Por ello no es de extrañar que incluso el rey emérito quiera volver a la península para pasar tiempo con su familia. Para ello, el rey Juan Carlos regularizó su situación con Hacienda y pagó su deuda tributaria de 678.393 euros. Sin embargo, ni siquiera estar al corriente de sus deudas posibilitaría que Juan Carlos I vuelva a casa por Navidad, ya que Zarzuela y Moncloa no están del todo de acuerdo.

Zarzuela y Moncloa no ven con buenos ojos el regreso de Juan Carlos I

A pesar de que según cuentan varias fuentes, entre ellas, Carlos Herrera, la infanta Elena estaría dispuesta a recibir a su padre en casa por Navidad, Felipe VI y Pedro Sánchez no tendrían tan claro este regreso y le habrían hecho llegar al rey un mensaje: 'no puede volver, majestad'.

Tal es el caso que según las fuentes, ambos poderes habrían llegado a un acuerdo y habrían prohibido la vuelta del rey emérito al país por considerar que no es el momento adecuado para su retorno, pese a la cercanía con las fiestas navideñas.

La reina consorte Letizia tampoco quiere que regrese Juan Carlos I

A pesar de que el motivo principal de esta negativa al regreso del emérito reside en que tanto Casa Real como Gobierno creen que no es un buen momento dado que la Monarquía española se encuentra muy dañada por los últimos escándalos, varias fuentes extraoficiales también insisten en que la reina Letizia habría pedido a su marido que no permita el regreso de su padre.

La reina consorte compartiría con Felipe VI su preocupación por el estado en el que se encuentra la monarquía en este momento, especialmente con la presión de los partidos que buscan abolirla.

Por esta razón, el regreso del rey emérito solo significaría un nuevo argumento más para dichos grupos que quiere acabar con la monarquía española, por lo que la mejor opción que barajan es impedir el regreso de Juan Carlos a España, por lo menos hasta después de Navidad.

De confirmarse esta reacción de la Casa Real, el emérito deberá pasar las Navidades solo y en Abu Dabi.

Los escándalos de Juan Carlos I sitúan en jaque a la monarquía española

Uno de los escándalos que más ha salpicado a la Casa Real ha sido el uso de unas supuestas tarjetas black, cuyo importe pertenecía a Allen Sanginés-Krause, amigo empresario del rey emérito, Las mismas habrían sido utilizadas, presuntamente, por varios miembros de la familia real española, entre ellos Victoria Federica y Froilán de Marichalar.

Por otro lado, Juan Carlos I también fue noticia por los 65 millones de euros que, presuntamente, habría regalado a Corina Larsen, entre otros escándalos que han visto la luz en los últimos meses.