La reforma de las pensiones es uno de los temas más candentes en el calendario del gobierno de Pedro Sánchez antes de que acabe el año. Ahora se ha conocido que el PSOE opina que hará falta un total de 250.000 nuevos inmigrantes para garantizar el pago de las pensiones a partir de los próximos años. En este sentido, la presidente de la Comisión del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, ha matizado que este escenario debe desenvolverse bajo un “flujo migratorio que sea regular, seguir y además ordenado”.

Al adelantar ante los medios de comunicación social que en estos momentos por el concepto de las pensiones se abonan un total de 10 millones de euros a los jubilados.

Aunque a continuación ha advertido que esta cifra se elevará sensiblemente hasta alcanzar los 15 millones de euros en el año 2050. Es decir, un 50% respecto a las cifras que se manejan en este año y que podría suponer un perjuicio en las arcas del estado. A la vez que contarán con un plan de vacunación única en 2021.

Llegada de la jubilación de los 'baby boom'

Dentro de este debate que se está teniendo con la reforma de las pensiones como telón de fondo, el vicepresidente de Fundación AXA, Luis Sáenz de Jáuregui, ha incidido en otro aspecto que puede generar serios problemas para el pago a los jubilados. Se ha referido a que a partir de estos momentos va llegar un nuevo factor que hasta no estaba presente. Se trata de la jubilación de los nuevos pensionistas que proceden de la denominada generación baby boom.

Es decir, nacidos en los últimos años de los 50 y primeros de los 60.

Retrasar la edad de la jubilación

En otro orden de cosas, todos los intervinientes en las jornadas se han puesto de acuerdo en que para mantener las actuales pensiones será necesario que las anticipadas se vayan reduciendo progresivamente. En este aspecto, cabe recordar que este es uno de los puntos a los que se ha llegado recientemente en la Comisión del Pacto de Toledo.

De forma, que cada vez será más normal retirarse del mundo del trabajo a una edad más avanzada. Hasta el año 2027 en que la edad de jubilación se situará en los 67 años, por encima de los casi 66 años que se exigen en estos momentos.

Pensiones de viudedad, discapacidad y orfandad

Mientras que por último, también se ha hablado de incentivar el papel activo de los trabajadores y que ayudaría a que se puedan pagar las pensiones en los próximos años.

De cualquier forma, el vicepresidente de la Fundación AXA, ha querido matizar que al hablar de pensiones hay otras que no se tienen en cuenta. Citando a las de viudedad, discapacidad y orfandad que se rigen por otros parámetros distintos a la tradicional. Y que también representan un gasto muy importante para el estado. Al que se sumará el de las mascarillas que serán obligatorias en el 2021.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!