Oriol Mitjà, el infectólogo que ha estado colaborando con la Generalitat de la Cataluña durante el período de desescalada en el Coronavirus ha lanzado una de las críticas más duras a Fernando Simón sobre su gestión en este proceso infeccioso. Refiere que “no da la talla para llevar la pandemia”, aunque matizando que “no se le cuestiona que sea una buena persona y un buen orador, pero en cambio ha quedado comprobado que no tiene las habilidades para manejar una pandemia de estas características”.

De la misma forma que le he ha acusado de no tener un currículum para realizar este trabajo al apuntar que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAE) “no tiene especialidad MIR, no tiene doctorado, no tiene publicaciones relevantes”.

En cualquier caso, se trata de una de las críticas más duras que ha recibido Simón desde que empezó a gestionar la pandemia de la COVID-19.

'Fernando Simón no tiene especialidad de MIR', asegura Mitjá

"Fernando Simón se ha equivocado y no lo ha hecho tan bien como hubiese sido lo deseable”, ha afirmado Oriol Mitjà ante los medios de comunicación. A pesar de considerarlo como el mejor el virólogo que tenía el gobierno de Pedro Sánchez, le achaca que no haya acertado en la solución que debía dar a una pandemia de las características del coronavirus. Pero sus acusaciones contra el virólogo van aún más lejos al centrarse en su experiencia académica. “no tiene especialidad MIR, no tiene doctorado y tampoco tiene publicaciones relevantes” llega a afirmar.

Partidario de un confinamiento más severo en Madrid

Respecto al confinamiento que está sufriendo Madrid y otras localidades de esta comunidad autónoma también tiene una postura muy crítica sobre esta decisión. Al poner de manifiesto que “aun habiendo pocas alternativas, no cabe duda de que deberían de tomar la decisión de forma casi inmediata, bien testando a todos los habitantes o realizar un confinamiento en casa”.

De todas formas, su opinión personal es que se debería optar por un confinamiento más radical que el actual, llegando incluso a que no se pudiese salir de casa. Tal y como sucedió al principio de la pandemia, en los meses de marzo y abril.

Mantener las limitaciones en las reuniones familiares

Otro de los aspectos en los que ha incidido este el infectólogo es que no es partidario de abrir los estadios e instalaciones deportivas debido a que esta medida podría generar un elevado número en los contagios por el coronavirus.

Al igual que el hecho de que las reuniones familiares y sociales limitadas a un máximo de seis personas se deberían mantener durante todo el invierno. Como consecuencia de esta actuación llegarían a afectar a las próximas fiestas de Navidad que se celebrarán en algo menos de tres meses.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!