Maritxell Batet, presidenta del Congreso, tuvo que instar al PSOE y Unidas Podemos a "rectificar" su voto a favor, con el que la propuesta habría salido adelante en la Cámara Baja, respecto al aumento de sueldo de diputados, senadores y altos cargos del funcionariado un 0,9% en 2021 (un incremento global de dos millones de euros) dada la crisis que atraviesa el país. Frente a su voto a favor estaban los votos en contra del PP y VOX.

PP y PNV fueron los únicos partidos del Congreso que votaron en contra de la subida salarial a los diputados

En un inicio, el partido de Santiago Abascal se posicionó en contra de toda la subida presupuestaria, aunque, finalmente, recondujo su posición dado que suponía tumbar todo tipo de aumento para funcionarios y trabajadores de la Cámara.

Por su parte, el PP solo se mostraba en contra de la subida del sueldo de diputados y senadores. A pesar de que en el Congreso se aprobase la medida en un primer momento, en el Senado se estaba debatiendo el mismo asunto, pero con un resultado muy diferente. Solo hicieron falta los votos en contra del PP y el PNV para que en la Cámara Alta se tumbase el aumento que se tenía pensado para los senadores, lo cual dejaba en el aire este proyecto presupuestario.

Dada la polémica, Meritxell Batet convocó una nueva Mesa para que PSOE y Podemos reconsiderasen su postura

La polémica, no solo por la discrepancia entre las dos Cámaras, ya estaba en los periódicos y redes sociales por la posición del Gobierno de coalición a aumentarse el sueldo, por lo que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, convocó una nueva Mesa extraordinaria, cuando terminó la Junta de Portavoces, para que PSOE y Podemos "rectificaran" su decisión.

Finalmente, el Gobierno de coalición aceptó congelar los sueldos de los diputados

Finalmente, ambos partidos, sin votación mediante, desistieron de su posición inicial y, en unanimidad con el Congreso, dieron su visto bueno a la congelación de sueldo de los diputados en 2021. Dicho proyecto de presupuestos para la Cámara Baja será el que el Ministerio de Hacienda reciba para que lo incluya dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Esta misma situación se dio hace año y medio, siendo Ana Pastor la que estaba como presidenta del Congreso. Sin embargo, en aquella ocasión ganó el “sí”, y el Congreso aplicó la subida salarial a los diputados (aunque esta subida estaba prevista para los funcionarios), a pesar de que los Presupuestos Generales del Estado de 2019 habían sido tumbados, hecho que provocó que se tuviera que convocar de nuevo elecciones generales.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!