La Consejería de Sanidad somete a Burgos y Aranda de Duero a otro confinamiento. Desde las 00:00 de la noche de hoy, estarán confinadas perimetralmente, y la situación se mantendrá así, durante al menos, 14 días, es decir, hasta el 2 de noviembre. De no reducirse el número de contagios en ambas localidades en ese tiempo, el confinamiento se prolongará, ha advertido la Junta.

La propagación del Coronavirus ha obligado a la Junta de Castilla y León a tomar, desde el pasado sábado, nuevas restricciones. Las últimas, afectan desde este lunes a Burgos y Aranda de Duero.

El confinamiento se debe a un aumento de los contagios en la Comunidad

Este mismo lunes la Consejería de Sanidad ha publicado la orden en el boletín oficial de Castilla y León, debido al aumento progresivo del número de contagios en Burgos y Aranda de Duero. El nuevo confinamiento responde a ala necesidad de evitar la propagación del coronavirus en la región, implantando para ello, medidas que afectan a la restricción de la movilidad de la población. Así mismo, quedan suspendidas todas aquellas actividades que puedan suponer un riesgo de contagio de Covid-19.

El aumento de los casos en Castilla y León exige un nuevo confinamiento

El COVID-19 causa estragos en Castilla y León, por lo que la Junta ha implantado, desde el pasado sábado, nuevas medidas restrictivas.

La mayor parte de ellas afectan al sector hostelero, como la prohibición de consumir en la barra o no poder fumar en las terrazas. Tampoco está permitido fumar al aire libre si no hay una distancia interpersonal de dos metros. Además, las no podrán reunirse más de seis personas, incluso si se trata de familiares.

En Burgos y Aranda de Duero, han decretado un nuevo confinamiento, ya que, según ha publicado el Ministerio de Sanidad, el alcance de la epidemia así lo exige.

La Junta, también han confinado Salamanca, León y Palencia.

El confinamiento se alargará si no se reducen los contagios

Castilla y León, contabilizó 990 nuevos contagios de Covid-19, lo cual supone un total de 71.409 positivos. Con esta medida, la Junta pretende reducir la propagación en una de las comunidades más afectadas de España.

Ya había confinado León, Salamanca y Palencia, y desde este lunes, también Burgos y Aranda de Duero. El Gobierno de la Comunidad advierte a la población de la posibilidad de prorrogar el confinamiento si la situación no mejora.

Las restricciones de movilidad no afectan solo a Castilla y León. En la actualidad, más de mil territorios del país, han visto recortadas sus libertades de movimiento, y todo apunta a que seguirán los confinamientos si los contagios siguen subiendo. En algunas ciudades, como en Ourense, incluso se han prohibido las reuniones de todas aquellas personas que no convivan, tanto en lugares públicos como en los privados. La medida, que ya lleva cerca de dos semanas implantada, se levantará, presumiblemente, el próximo jueves.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!