La tensión crece en Pablo Casado quien ha decidido distanciarse de Mariano Rajoy, todo por lo que se ha hecho público últimamente sobre la supuesta financiación del partido de forma ilegal y la utilización del aparato del Estado para de cierta forma encubrir todo esto. Según parece no hay ninguna duda de lo que ocurrió y son clave las declaraciones del que fuera secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, aunque Casado no piensa asumir ninguna carga de responsabilidad sobre este caso.

El PP de Pablo Casado se perjudica por el pasado

Según el propio ex secretario Martínez, lo que quiere es ayudar a esclarecer la investigación contando supuestamente "todo lo que sabe", según declaró a la prensa días atrás, específicamente a ‘EL PAÍS’.

Martínez había dado muestras de que sentía que lo dejaron solo con esos problemas y que el partido lo había abandonado desde el 2019 cuando ya estaba por salir a la luz la supuesta trama de corrupción.

El PP llevará la pesada carga de las consecuencias de estas declaraciones que dejan al descubierto la supuesta trama de espionaje con fondos del partido. Ha sido el propio Pablo Montesinos quien es el vicesecretario de Comunicación quien ha hecho público la preocupación que existe sobre toda esa información tan delicada, hasta el nivel de que lo considera algo “grave”.

Los detalles son los que causan más problemas al partido, ya que según Alberto Núñez Feijoó, presidente de Galicia, esa práctica ilegal viene desde la década de los 90 y hasta lo que se sabe se extendió hacia finales de la década del 2000.

Lo grave es que cuando Mariano Rajoy se encontraba en la escena junto con la influencia del ministro Jorge Fernández Díaz, la mala conducta del PP se agravó hasta el punto de que se desaparecieron pruebas que incriminaban a personajes investigados y esta trama supuestamente se dio desde el 2013 en adelante.

Las pruebas que tiene el ex secretario de Estado de Seguridad

Es debido a toda esta situación tan evidente que Francisco Martínez, consciente de que nadie va a ayudarlo cuando todos caigan y sobre todo porque lo sacaron de las listas al Congreso, no quiere guardarse nada esta vez. Pablo Casado ha dejado ver con sus declaraciones que una cosa es estar juntos y otra revueltos, así que dará la pelea para limpiar el nombre del partido.

Por su parte el jefe de gobierno gallego ha dejado claro que debe investigarse todo lo que sea necesario y lo que haya ocurrido en el pasado no necesariamente es el reflejo de lo que ocurre actualmente. Pero lo cierto es que Francisco Martínez ya tiene todo listo, incluso hasta testimonios para sacar a la luz las diferentes tramas que operaban bajo la sombra de personajes influyentes.

El ex secretario de Estado está jugando bien las cartas y hasta se ha asegurado que un notario tome nota de como por ejemplo lo que Fernández Díaz sabía de ciertas operaciones como la denominada Kitchen. Estos documentos notariados son parte del arsenal con que cuenta Martínez y cuando fueron a buscarlo a su propia casa las autoridades que investigan los casos de corrupción de inmediato les dejó saber que “tiene lo que andan buscando”.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!