Durante su alocución Pedro Sánchez manifestó que nadie pudo prever lo que iba a suceder con el COVID-19, y que a pesar del impacto que sin duda ha causado en la economía y en la vida de las personas, se ha podido enfrentar gracias a que ha prevalecido a la unidad social y política. También manifestó que no se debe bajar la guardia, ya que ante el final del Estado de Alarma puede presentarse una nueva fase de contagios.

Nadie se esperaba esta crisis

Sánchez manifestó que nadie se imaginó que un virus procedente de China, que ningún sistema de prevención en el continente pudo detectar tiempo, originara una de las peores crisis que ha experimentado la sociedad en todos los aspectos: sanitario, económico y social.

Y muchos menos los estragos que ocasionaría en España. Para el Presidente del Gobierno, los daños pudieron ser controlados gracias al estado de alarma decretado, con el que se pudo salvar miles de vidas en todo el país. Hizo un llamamiento a mantener las debidas precauciones frente al COVID-19 en esta nueva etapa, ya que cada persona puede ser un muro de prevención o una fuente de contagio.

Pidió unidad a la oposición para enfrentar la crisis

También mandó un mensaje a todas las fuerzas políticas para hacer un pase de la confrontación a la coordinación, para poder hacerle frente a la crisis económica y social y de esta manera no solo salvar vidas, sino también empleos y ayudar a la recuperación del sector empresarial y así levantar al país de nuevo.

Manifestó dejar de confrontar solo por hacerlo, sin que esto implique la renuncia a las ideas propias o a dejar las críticas oportunas y constructivas de lado.

Sánchez pidió que no se debía tener miedo de avanzar unidos en los cuatro años de legislatura que aún tiene por delante. Recordó que en estos momentos hay otros enemigos contra los que se debe hacer un frente común, y que han sido provocados por la crisis del COVID-19, como por ejemplo, el paro.

También manifestó que el mejor homenaje que se le puede hacer a los fallecidos es "hacer un país más habitable para todos".

Unidad ante las negociaciones con la UE

Pedro Sánchez pidió de igual manera a los partidos políticos unidad ante las negociaciones con la Unión Europea, para el reparto de los fondos de recuperación por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 que se están llevando a cabo en Bruselas.

Según Sánchez en la crisis pasada quedó demostrado que la defensa de los intereses particulares y la división entre los países y dentro de los países, incrementó la crisis e hizo que se prolongara en el tiempo, por lo que ya se aprendió que la falta de solidaridad no reactiva la economía de un país. El presidente insistió que España reconstruirá su economía y que será más sostenible, más digital y más productiva, con más inclusión, llamando Sánchez a esta reactivación "una nueva economía".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!