En algunos barrios de la capital de España y sus alrededores se están mostrando las divisiones de la población española en plena desescalada del confinamiento por el Coronavirus. Durante este fin de semana se han vuelto a producir protestas contra el Gobierno en algunos de los barrios en donde vive la población con un mayor poder adquisitivo y con mayor índice de votos a VOX.

El origen de estas protestas está en la calle Núñez de Balboa, dentro de uno de los barrios más ricos de Madrid, el de Salamanca. Pero lejos de menguar se está ampliando a la denominada "guerra de los balcones", desde donde los disconformes tratan de debilitar al Ejecutivo español siguiendo la estrategia política del Partido Popular y VOX.

VOX trata de explotar sus feudos electorales

Durante este fin de semana los movimientos de repulsa hacia el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez se han extendido a otros barrios que se caracterizan por el alto nivel de vida de sus habitantes. Es lo que ya se conoce como "la revuelta de los ricos", al estar protagonizada por personas provenientes de la clase media-alta y alta de la sociedad madrileña. Las protestas llegan hasta el punto de que no han dudado en saltarse la ley y convertir estos espacios en un foco de infección de coronavirus para conseguir sus objetivos, según han apuntado diversos expertos en epidemias.

Durante este sábado las nuevas muestras de disconformidad con el Gobierno español se han desarrollado en algunas zonas de Aravaca, Pinar de Chamartín o Chamberí, al igual que en otros núcleos urbanos muy cercanos a la capital, como por ejemplo Boadilla del Monte, Majadahonda o Pozuelo de Alarcón.

En todos ellos, son precisamente el Partido Popular y VOX las formaciones políticas que gozan de mayor predilección entre los votantes.

Precisamente para el próximo 23 de mayo VOX ha convocado a sus simpatizantes a que lleven sus protestas a las calles españoles a través de una manifestación en coche.

Gritos de 'libertad' o 'Sánchez dimisión'

Para evitar las sanciones por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los manifestantes han optado por realizar trayectos cortos en las calles en donde han tenido lugar estas actuaciones. En ellas proliferan muchas banderas de España, algunas preconstitucionales, y gritos como "libertad" o "Sánchez dimisión", entre algunos de los más relevantes.

De todas formas, este fin de semana se ha producido un cambio sustancial en la estrategia de los rebeldes. En este caso, han querido llevar sus protestas a los balcones, y desde ellos tienen previsto lanzar a partir de estos momentos unas sonoras "caceloradas" para mostrar su disconformidad con las medidas tomadas por el Gobierno nacional en la crisis del coronavirus. Un factor que puede crear muchas tensiones con el resto de vecinos que todos los días salen a las ocho de la tarde para expresar su total apoyo a los sanitarios y médicos que están en primera línea para hacer frente a esta pandemia.

Amenazas de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Ante estas formas de protesta ciudadana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido de que "lo de Núñez de Balboa va a ser una broma".

Estas reacciones de una parte minoritaria de la sociedad española están provocando la indignación del resto. Como por ejemplo, los comentarios de algunos usuarios en las redes sociales, que se quejan al expresar que "aumentan los contagios, pero la derecha decide dar por acabado el confinamiento después de tanto esfuerzo. Los vecinos de los barrios ricos salen en masa".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!