El Gobierno liderado por Díaz Ayuso ha sorprendido al asegurar que sospecha que han sido estafados por parte de un proveedor con el tema de los aviones chinos. Esta noticia coincide con las declaraciones de Lombardía que ha admitido que les intentaron estafar y aseguraban que había que tener mucho cuidado pues el mercado está lleno de ladrones.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid anunció la llegada del material sanitario en contrapunto con el Gobierno

Ha pasado más de una semana y ningún empleado de la Consejería de Sanidad que forma parte de la Comunidad de Madrid es capaz de arrojar una respuesta sobre los aviones que han desaparecido cargados con material sanitario adquirido por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid anunció, con verdaderos fuegos de artificiales, que había sido capaz de fletar dos aeronaves cargadas con equipos de protección en medio de la falta de gestión del gobierno de Pedro Sánchez. El avión no ha llegado una semana más tarde y la sospecha de haber sido víctimas de una estafa ya está sobrevolando en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La presidenta advirtió este mismo lunes que explicaría qué ha pasado con estos dos aviones cuando estos aterricen en el territorio español

El supuesto material sanitario adquirido por el Gobierno de Díaz Ayuso tenía que haber llegado el pasado día 23 de marzo, pero no se sabe cuál es su emplazamiento hoy en día y nadie quiere dar la cara sobre lo qué ha podido pasar.

En la mencionada entrevista, Ayuso confirmó que se estaba viviendo un momento de pánico a nivel mundial y las compras en el extranjero estaban complicándose por momentos: "Todo lo que se intenta comprar en China es como si fuera a un mercado persa. Todas las mañanas hay que reunir, al menos, la mitad del dinero para pagar por adelantado".

Por el momento, parte de esos 23 millones de euros destinados a la adquisición de material por parte del Ejecutivo de la región madrileña no han servido, en ningún caso, para poder aprovisionar al colapsado sistema sanitario de la región. Pero hoy en día ni Ayuso ni ningún miembro de la Consejería de Sanidad dan la cara y dan explicación sobre lo que ha podido suceder con estos dos aviones, un caso alrededor de la cual hay un verdadero manto de misterio.

Según el medio “El Confidencial”, ningún responsable ha querido responder a ninguna pregunta sobre el destino de los 23'3 millones de euros ni sobre la localización actual de los dos aviones que procedían de Shanghái.

Por ello, la idea de haber sido víctimas de una estafa cobra fuerza tras las últimas declaraciones realizadas por Attilo Fontana, presidente de la región de Lombardia, una de las zonas más afectadas por el Coronavirus. El político italiano ha confirmado que no ha sido nada agradable adquirir material sanitario y respiradores en algunos países del mundo. Hay muchos bandidos y ha lamentado la falta de humanidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!