Latinoamérica está llevando a cabo una serie de medidas restrictivas para evitar que la epidemia del COVID-19 siga adelante. Algunos turistas españoles ya han comentado en algunos programas de televisión que están sufriendo ataques xenófobos, ya que se les acusa de ser los responsables de contagiar el virus por el mundo.

La imagen de las autoridades de Ecuador intentando evitar que un avión español aterrizase en el aeropuerto demuestra el miedo que existe al contagio del virus.

El aparato tenía como destino Guayaquil para poder recoger a unos españoles que residen en la zona.

El aparato tenía como objetivo recoger a ciudadanos españoles que residen en Ecuador para que puedan volver a España

España se ha convertido en uno de los países más afectados por la crisis del Coronavirus y eso está dejando imágenes sorprendentes como la que ha sucedido este mismo miércoles en Ecuador.

Un avión procedente de la ciudad de Madrid se estaba preparando para aterrizar en Guayaquil cuando se encontró con una situación que no se esperaba: varios coches parados en la pista de aterrizaje.

El objetivo no era otro que evitar que el susodicho aparato pudiera tomar tierra por el pánico a que los pasajeros, de nacionalidad española, pudieran ser portadores del COVID-19.

La situación en Guayaquil es complicada por las malas relaciones entre la alcaldía de la ciudad y el gobierno del país

Igualmente, muchos españoles y ciudadanos europeos se encuentran en una situación complicada en Guayaquil, totalmente varados, siendo víctimas colaterales de las diferencias públicas entre el gobierno de Ecuador y la alcaldía de la mencionada ciudad, que contabiliza el mayor número de enfermos de todo Ecuador por el Covid-19.

Pero, la realidad era muy diferente: el avión tenía como única misión recoger a ciudadanos españoles que residen en el país latino para que volvieran a casa. Al final el avión pudo aterrizar, pero en Quito, Perú.

Por tanto, el problema en el país latinoamericano también es político, ya que el gobierno y la alcaldía están gobernados por distintos partidos políticos totalmente contrarios ideológicamente hablando.

Así, la imagen de una flotilla de vehículos del gobierno municipal desplegados por todo el suelo del aeropuerto internacional “José Joaquín de Olmedo” con el objetivo de que un avión de la compañía aérea Iberia no pudiera aterrizar en el país es una demostración del grado de tensión que se está viviendo en el país y al punto de terror al que están llegando por el contagio del COVID-19.

Esta acción ha provocado que Iberia cancele sus próximos vuelos extraordinarios y que la psicosis entre emigrantes, empresarios, turistas y ecuatorianos con doble nacionalidad que residen en España siga aumentando.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!