Anoche la situación en Cataluña era muy tensa, tanto, que la bandera de España llegó a ser retirada del Palau de la Generalitat durante unos minutos. Un gesto hasta ahora que nunca había llegado a materializarse, ya que desde la activación de la DUI del pasado año 2017, el Gobierno, que presidía en aquel momento con Puigdemont al frente, tomó la decisión de mantenerla. La retirada ha sido atribuida a la ANC, pero no tardó en volver. Igualmente, en el balcón del edificio se volvió a colocar la pancarta que ha provocado que Torra haya sido inhabilitado.

La retirada sería una muestra de repulsa a la sentencia de la Junta Electoral Central

Todo tuvo lugar después de la comparecencia ante los medios de comunicación de Quim Torra, arropado en todo momento por el Ejecutivo de Cataluña: la bandera de España fue retirada del propio Palau, mientras la plaza se llenaba de gente que quería demostrar su oposición a la sentencia de la Junta Electoral Central. El momento fue acompañado de vítores y gritos a favor de la independencia catalana de las personas que se habían reunido, a través de mensajes en los teléfonos móviles y las redes sociales, en la céntrica plaza Sant Jaume. Pero no habían pasado ni 20 minutos desde este gesto, que la bandera volvió a ser colocada en su mástil

La acción ha sido atribuida a la ANC (siglas de “Asamblea Nacional Catalana”), un gesto con un claro simbolismo desafiante y que , hasta anoche, nunca había tenido lugar.

Hay que recordar que después de tener lugar la declaración “unilateral” de independencia catalana que fue aprobada por el propio Parlamente el pasado 27 de octubre del año 2017, el Gobierno con Carles Puigdemont al frente decidió mantenerla.

Habría sido Torra el que hubiera facilitado la pancarta durante una reunión de urgencia

En aquel momento, los separatistas criticaron duramente esta decisión al considerar que el objetivo del Gobierno de Cataluña era quitarle valor político a la decisión que se había tomado en la Cámara. En esta ocasión, ha sido la propia entidad soberanista la que se ha atribuido, ante las dudas surgidas, el “regreso” de la pancarta que ha provocado que el presidente actual, Quim Torra, haya sido inhabilitado: vuelven a solicitar la libertad de los políticos de ideología independentistas que están en prisión cumpliendo condena por el procés.

Según el periódico El Mundo, fue el propio Torra, que convocó esa misma tarde una reunión de urgencia del Govern, el que habría entregado el cartel para que los activistas lo colocaran en el balcón. El president habría salido del Palau para poder entregar a Elisenda Paluzie, la actual líder de la Asamblea Nacional Catalana, la pancarta en defensa de los “presos políticos” y por los “Exiliados” que no había retirado en el plazo establecido por la Junta Electoral Central durante la campaña por las elecciones municipales del pasado mes de mayo, lo que le ha implicado una condena por un año y medio de inhabilitación. En el momento en que los activistas colgaron la pancarta, recibieron un fuerte aplauso proveniente de las personas concentradas en la plaza.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página FC Barcelona
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!