Angela Merkel ha vuelto a temblar por segunda vez en lo que va de mes de junio en el transcurso de un acto público en Berlín. La canciller alemana ha sufrido un nuevo episodio de espasmos este jueves mientras presidía la toma de posesión de la nueva ministra de Justicia.

A pesar de que los medios de comunicación germanos empiezan a preocuparse por la salud de la jefa del Gobierno de Alemania, Merkel sigue como si nada hubiera pasado y mantiene su agenda de trabajo.

De hecho, hoy mismo parte hacia la ciudad japonesa de Osaka para asistir a la cumbre del G20.

Según la agencia de noticias Reuters, el cuerpo de la canciller ha comenzado a temblar visiblemente en el momento en el que Merkel, en una sala del Palacio de Bellevue, edificio que se utiliza desde 1994 como residencia oficial del presidente de la República Federal, presenciaba el traspaso de carteras entre la actual ministra de Justicia, Katarina Barley, que deja el cargo para ser eurodiputada, y su sucesora, Christine Lambrecht.

'La canciller está bien y todo sigue según lo previsto', dice el portavoz del Gobierno alemán

En los vídeos que ofrecen desde esta mañana en sus ediciones digitales los periódicos alemanes se aprecia cómo Angela Merkel sufre fuertes temblores mientras Frank Walter Steinmeier, Jefe del Estado alemán, pronuncia a su lado unas palabras desde un atril. La dirigente conservadora, impertérrita, ha llegado a rechazar un vaso de agua que le ha ofrecido uno de sus colaboradores.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real Televisión

Ante este nuevo episodio de espamos, similar al que Merkel padeció hace poco más de una semana durante la primera visita al país de Volodímir Zelenski, nuevo presidente ucraniano, la agencia alemana DPA ha preguntado al portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert, si habría cambios en la agenda de la canciller.

Seibert asegura que no hay ninguna modificación en las previsiones de trabajo de la mandataria, y que este mismo jueves parte hacia Japón para estar presente en la cumbre del G20 que tiene lugar este fin de semana en Osaka.

"La canciller está bien y todo sigue según lo previsto", ha zanjado el portavoz.

Tras el acto en el palacio presidencial, Angela Merkel se ha trasladado a media mañana a la sede del Legislativo, el Edificio del Reichstagell, que alberga el Bundestag. Allí ha sido grabada también por los reporteros gráficos y se le ha visto relajada y sonriente.

Merkel sufrió hace días un episodio similar durante la visita de Zelenski

El pasado día 19 de este mismo mes de junio, Merkel, que cumple 65 años en julio, tuvo también fuertes temblores que apenas le permitían mantenerse en pie cuando, encima de una tarima, presenciaba un desfile militar al aire libre en la sede de la Cancillería junto al presidente de Ucrania.

Tras aquel susto, la política atribuyó el malestar al calor y la deshidratación. Señaló que después de beberse "tres vasos de agua" volvía a encontrarse bien.

Estos días, Berlín registra temperaturas extremas debido a la ola de calor que sacude media Europa, pero el acto en el que Merkel se ha sentido indispuesta ha tenido lugar en un sitio cerrado.

Que se sepa, Angela Merkel, no padece ninguna enfermedad grave.

La ex líder de la CDU alcanzó el poder en 2005 y ya lleva cuatro mandatos a sus espaldas. En octubre anunció que no repetirá como candidata en las próximas elecciones generales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más