Pedro Sánchez ha tenido que ceder ante uno de sus socios, el PNV, para lograr que los decretos salieran adelante. Ante no lograr el voto favorable de Ciudadanos, el Gobierno socialista tuvo que recurrir a los miembros de Bildu, ERC, PNV, PdeCAT, Podemos y Compromís. El Partido Popular ha rechazado todos y cada uno de los decretos- ley que se han presentado, ya que los considera únicamente "un engaño" de cara las elecciones que tendrán lugar el próximo 28 de abril.

El PSOE consigue sacar los decretos con la ayuda del PNV

El PNV ha demostrado que sigue teniendo mucha fuerza ante el Gobierno socialista de Pedro Sánchez y ha podido negociar nuevos pasos para lograr los deseados traspasos de competencias que se habían acordado a cambio del apoyo del Partido Nacionalista Vasco a los decretos.

El PNV ha sabido sacar provecho a la situación de que el Gobierno socialista necesitaba sus votos durante la Diputación Permanente para volver a negociar sus “compromisos” que se han incumplido en el campo de los traspasos.

Por poner un ejemplo, el año pasado se realizó la transferencia al Gobierno del País Vasco de la gestión de un tramo de la autopista AP-1 y, también, se cerró la negociación de la transferencia de la gestión de dos líneas de tren, pero Vitoria aún está esperando la negociación sobre las prisiones que llegó a negociar con Sánchez y las negociaciones sobre la Seguridad Social, aunque no hay ningún acuerdo todavía.

El PNV y los socios del Gobierno, satisfecho con los decretos

Aitor Esteban, actual portavoz del PNV en el Congreso, no ha explicado que espera su partido por parte de Pedro Sánchez a cambio de lo que ha sucedido este miércoles, asegurando que "lo principal para el partido es que el Gobierno muestre si hay voluntad o no".

Después de una mañana de idas y vueltas, el PNV parecía estar satisfecho con las negociaciones y apoyó con sus votos los seis reales decreto-ley. Pedro Sánchez ha dejado claro que prefiere el apoyo de sus socios de la moción de censura que le permitió llegar al gobierno el pasado verano, como son los independentistas de PdeCAT, ERC y Bildu, Podemos y Compromís, en vez de trabajar la mayoría con Ciudadanos.

El equipo de Ciudadanos acusaba al PSOE de no aceptar ningún tipo de acercamiento para lograr la negociación. Pero, a pesar de todo, Ciudadanos ha decidido votar a favor de dos decretos: el del Brexit y el de la ampliación de la baja por paternidad. Se abstuvieron en el caso del de la estiba.

El Partido Popular no cedió en ningún momento y no ha votado en positivo en ninguno de los seis decretos-ley.

Además, acusaron al partido socialista de intentar confundir a los ciudadanos diciendo que "cuando no es un interés social, es propaganda electoral".

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!