Publicidad
Publicidad

El Salvador tiene nuevo presidente se llama Nayib Bukele, un publicista de 37 años y de derechas. Un nuevo presidente conservador tras años de partidos de izquierda en el poder. Durante la campaña electoral, el propio Bukele, solo se centró en utilizar las redes sociales para señalar los casos de corrupción que estarían vinculados a la acción del FMLN y Arena para poder atraer a los ciudadanos que estaban desilusionados con la situación actual del país. Algo parecido a lo que hizo Bolsonaro en Brasil.

Un presidente a espera de juicio por maltrato

Pero, lo sorprendente es que Bukele está pendiente de dos juicios; uno por violencia machista y, otro, por calumnias. Nayib Bukele ya tiene experiencia en la política ya que fue alcalde de la capital salvadoreña y ha ganado las últimas elecciones con un 53% de los votos, tras dos períodos de fuerzas de izquierda en el poder.

Publicidad

Aunque no se han contado el 100% de los votos, Julio Olivo, presidente del TSE (Tribunal Supremo Electoral) ya que la reconocido la victoria de manera definitiva e irreversible, cuando todavía faltaba contar más del 10% de los votos. Bukele, empresario del sector de la publicidad, llegó al poder de la mano del partido GANA (Gran Alianza por la Unidad Nacional) y será nombrado presidente el próximo 1 de junio.

El exalcalde ha agradecido a todos los salvadoreños que han confiado en él. Con este triunfo, se hace oficial la ruptura del bipartidismo que existía entre los partidos: por la derecha, el ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) y, por la ideología de izquierdas, el FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional), un bipartidismo que se ha mantenido durante muchos años.

Publicidad

Estaríamos ante el segundo declive en votos en menos de doce meses para el FMLN

Tanto el aspirante de Arena, Carlos Calleja, como el aspirante del FMLN, Hugo Martínez, ya han reconocido la victoria de Bukeke en sendas ruedas de prensa. Bukele inició su carrera en política dentro del FMLN, gobernó Nuevo Cuscatlán entre el año 2012 al 2015 y, después, la capital del país, San Salvador, del 2015 al 2018. Pero, en el año 2017 fue expulsado del partido a causa de los dos juicios de los que está pendiente, uno por violencia machista y otro por calumnias.

El partido de Bukele siempre ha apostado por endurecer la seguridad en las cárceles del país, apoyo total de la pena de muerte y el "paramilitarismo" para terminar con las pandillas de delincuentes conocidas como “las maras” y por ser contrarios a la despenalización del aborto.

Publicidad