Pepu Hernández, de 60 años, ha sido escogido por Pedro Sánchez para convertirse en el candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid. Ciertamente debe someterse a las primarias, en donde se enfrentará a Manuel de la Rocha, y finalmente competir con Manuela Carmena, Begoña Villacís y José Luis Almeida.

Su desempeño dentro del ámbito del deporte ha sido intachable. Durante el 2006 llevó al triunfo a la selección nacional en el Mundial de Baloncesto que se celebró en Japón, sumando más éxitos en su carrera deportiva.

Anuncios

Y, ahora, dentro del enfoque político espera obtener el triunfo, aunque no ha confirmado su posición abiertamente.

Según se dijo en El País, el Partido Socialista se mantiene reservado ante la posibilidad de que Hernández se enfrente a las primarias. Al parecer, su contrincante se está presentando como un candidato independiente, pero, aunque eso sea cierto, la organización madrileña asegura que con las primarias el proceso de selección sería más transparente.

Diferentes integrantes del PSOE no mostraron interés para afrontar la candidatura

Al parecer, el deterioro y las fricciones dentro del partido han quedado en evidencia.

Esto ha sido posible porque el proyecto socialista no se ha desarrollado como se esperaba y ha estado opacado por Carmena. Por lo tanto, será Pepu Hernández quien deberá afrontar esta situación, con una estimación del 12,6% de los votos ante la municipalidad.

En esta instancia, ha sido la secretaria de Organización del PSOE-M, Carmen Barahona, quien aseguró que el objetivo que se han planteado como partido es mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. Ciertamente, las próximas elecciones serán decisivas para el Partido Socialista y es que, según la encuesta de Telemadrid, el PSOE podría ser el menos favorecido en las elecciones del 26 de mayo.

Anuncios

Hernández, la mejor opción para el PSOE

La trayectoria de Pepu en deporte es intachable y fue miembro de Estudiantes durante 32 años en distintas categorías, aunque principalmente en el primer equipo. Antes de que Sánchez reconociera que el exseleccionador sería el elegido por el PSOE, se había dado a la tarea de buscar el candidato perfecto en otras personalidades del partido y la política española.

El rechazo ante la postulación fue de inmediata, sin embargo, el trabajo de la dirección regional no se detuvo hasta encontrar el perfil apropiado que debía tener el candidato del partido para el Ayuntamiento de Madrid.

Después de que Pedro Sánchez confirmara la candidatura de Hernández, se dio a conocer que el presidente de Gobierno siente mucha admiración por Pepu desde hace años.

Tal es su admiración, que durante el tiempo que fungió como concejal en el Ayuntamiento de Madrid tenía en su oficina un artículo sobre el exseleccionador a la vista de todos. Hasta ahora el apoyo hacia Hernández es claro y algunos partidistas aseguran que él es el más adecuado para llegar a las elecciones de mayo.