Portugal ha tomado la decisión de cambiar la ley de manera que, a partir de ahora, cualquier tipo de acto sexual sin consentimiento expreso será considerado violación. Hasta ahora sólo se consideraba violación si había tenido lugar con violencia, lo que provoca que las personas inconscientes o coaccionadas estuvieran completamente desprotegidas.

Portugal sigue a otros siete países en cambiar la definición de violación

Así, el Parlamento de Portugal, por unanimidad, ha decidido cambiar la ley para hacer que la definición de violación sea mucho más amplia uniéndose a otros siete países en Europa que ya tienen esta definición.

Anuncios
Anuncios

La definición de que la violación va vinculada a violencia no protegía a las víctimas que estaban inconscientes (por ejemplo, bajo el efecto de sustancias como la burundanga) o que habían sido coaccionadas para tener sexo en contra de su voluntad.

Así se busca que la legislación de Portugal esté más cerca de la Convención de Estambul, un tratado internacional cuyo objetivo era la prevención y lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Anuncios

El Gobierno portugués ratificó dicho Convenio en el año 2012 y estuvo en vigor hasta el año 2014 (pero, las autoridades lusas no lo habían incorporado completamente en sus leyes).

El antes y después fue en septiembre del 2018, cuando un tribunal de la ciudad de Oporto sentenció que dos hombres, que habían mantenido relaciones sexuales con una joven de 26 años de edad inconsciente, no habían sido culpables de violación.

Consideran que el incidente fue lo que se llama “seducción mutua”.

Andre Silva, uno de los diputados que propuso el cambio, indicó que los delitos de tipo sexual y la violación (en el país luso) no se basan en que exista o no violencia y lo que se debería tener en cuenta es si hubo consentimiento o no.

El 10% de las mujeres han sufrido abusos sexuales en la UE

En la Convención de Estambul, en el artículo 36, se explica que las autoridades deben adoptar las medidas necesarias para que el sexo no consentido sea un delito.

Otro países que han tomado medidas similares han sido Luxemburgo, Islandia, Irlanda, Bélgica, Alemania, Reino Unido o Chipre. Según datos de Amnistía Internacional, una de cada 10 mujeres de la Unión Europea han experimentado violencia sexual después de cumplir los quince años.

Este cambio de leyes no resuelve el problema de la violencia pero sí producirá un cambio de actitud y se estaría en buen camino para hacer justicia, dejando claro que tener sexo con una persona sin su consentimiento no quedará impune, ya que estamos hablando de un delito.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más