El 'caso máster' de Cristina Cifuentes sigue dando dolores de cabeza a la política. La Universidad Rey Juan Carlos ha decidido pedir cuatro años de cárcel por falsificación de documento oficial para la expresidenta madrileña. Como indica la susodicha solicitud, la propia universidad ha decidido acusar a la expresidenta de la Comunidad de Madrid por elaborar -de manera fraudulenta- el acta del Trabajo de Fin de Máster (hay que recordar que Cristina Cifuentes mostró una serie de documentos con el sello de la Universidad que, finalmente, se demostró que eran falsos).

Anuncios

Además, sostiene que Teresa Feito (exasesora de la Comunidad) había presionado a algunos profesores y responsables del máster para que redactaran el propio Trabajo Fin de Máster, deprisa y corriendo, para poder presentar alguna documentación ante la prensa y callar las acusaciones. La Universidad, que se presenta como acusación particular en el proceso, ha solicitado la misma condena para el catedrático Álvarez Conde.

Cifuentes enseñó la documentación falsa

Según la propia Universidad, con la elaboración del Trabajo de Fin de Máster -de manera fraudulenta- Cristina Cifuentes pretendía simular que había defendido el susodicho trabajo ante un Tribunal, hecho que nunca llegó a ocurrir.

A finales del pasado mes de noviembre, la juez Carmen Rodríguez Mendel dio por terminada la instrucción del caso y dictó el auto de la conocida como "transformación de diligencias" como paso previo al esperado juicio.

No sólo Cifuentes podría acabar en prisión

Igualmente se solicitan penas de prisión para el catedrático y exdirector del máster de Derecho Autónomico, Enrique Álvarez Conde; para la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos, Cecilia Rosado; y para María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación.

Anuncios

Además, la Universidad, como acusación particular, basándose en el artículo 390 del Código Penal, solicita cuatro años de cárcel, multa de seis euros al día durante 24 meses con responsabilidad subsidiaria en caso de impago e inhabilitación especial durante seis años para ejercer empleo o cargo público. Además, se ha dejado constancia de que Cecilia Rosado, presionada por Álvarez Conde, inventó datos del acta falsa de defensa del Trabajo fin de Máster como la fecha, el título del trabajo e, incluso, la composición del Tribunal, en un intento de dar verosimilitud al documento.

Y Cristina Cifuentes realizó una exhibición pública de dicho documento teniendo pleno conocimiento de que dicha acta era completamente falsa.