Desde que era candidato a la presidencia de Estados Unidos, Trump ha manifestado en diversas oportunidades su deseo de acabar con la migración, como cuando manifestó en sus inicios querer crear un muro que divida a México de su país para impedir el paso por la frontera de personas indocumentadas. Por tal motivo, ha puesto en marcha planes anti migratorios.

Son muchas las personas que hasta la fecha han sido deportadas del país, y familias que han sido separadas con el movimiento tolerancia cero.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Ahora viene otra fase, que es la posible eliminación del derecho que tenían los niños de adquirir la nacionalidad americana por el simple hecho de nacer en tierra estadounidense.

Propuesta de abolición

Es cierto que muchas personas extranjeras viajan hasta dicho país cuando están a punto de tener un bebe para poder beneficiarse de los derechos que aporta tener la nacionalidad americana.

Por esa razón, el presidente Trump ha manifestado su plan de abolir dicho derecho para que las personas que piensan tener a sus hijos en Estados Unidos no puedan tener la nacionalidad. Por ahora es solo una posible propuesta.

Muchas personas han manifestado estar en contra de esta nueva estrategia anti migratoria ya que expresan que no es justo negarle a una persona la nacionalidad por nacimiento solo por el hecho de ser hijo de padres extranjeros. Todas estas declaraciones fueron hechas exactamente a una semana de las elecciones legislativas. El derecho de nacionalidad por nacimiento se encuentra establecido en la constitución de los Estados Unidos desde hace aproximadamente 150 años, y no es algo exclusivo de Estados Unidos, ya que muchos países otorgan la nacionalidad a las personas por el simple hecho de nacer en él.

No se puede poner fin al derecho de nacionalidad por nacimiento

Cabe mencionar que aunque él siempre se ha mostrado especialmente incisivo con la población latina, esta abolición va dirigida únicamente a hijos de extranjeros indocumentados. Es decir, que no se encuentren residiendo en el país. Tras esto, ha recibido diversas críticas incluso de personas que apoyan a su partido.

Paul Ryan, la tercera autoridad del país al ser el presidente de la Cámara de Representantes, dijo que según la 14 enmienda no se le puede poner fin al derecho por nacimiento a través de una orden ejecutiva, que es la manera en la que Trump quiere llevar a cabo su nueva estrategia contra los inmigrantes.