Carmen Montón exministra de sanidad es la segunda baja que ha tenido el gabinete de Pedro Sánchez -posterior a la renuncia de la ministra de Cultura, Màxim Huerta-, tras las polémicas que se han generado como consecuencia del máster realizado en la universidad Rey Juan Carlos.

Su carrera política se ha visto afectada tras las dudas que existen sobre el curso del referido máster, sin embargo, ha cumplido papeles importantes en recientes acciones realizadas desde el PSOE en cuanto a la igualdad de derechos civiles y sociales, así como la aprobación del matrimonio igualitario y la devolución del acceso sanitario a los inmigrantes españoles.

José María Vergeles, consejero de sanidad y políticas sociales, ha dicho que las acciones realizadas por la exfuncionaria se traducen en un acto de “valentía y honestidad”, mostrándose a su vez apenado a nivel personal, por todo lo que ha sucedido.

Cien días de gestión

Vergeles ha dicho que durante los 100 días de gestión de la ministra Montón, esta ha logrado recuperar la “sanidad universal”, además de poner en marcha un incremento en los espacios de formación sanitaria especializada.

El funcionario cree que Montón pudo haber sido una ministra con una gestión impecable y muy buena, pero aplaudió la acción de valentía tras reconocer que si estaba haciendo algo fuera de orden natural, lo ideal era no dañar el trabajo de un gobierno que apenas tiene 100 días de instalado.

Los orígenes

Montón se encuentra en la vida política desde que tenía 16 años. Formó parte de las Juventudes Socialistas y a los 23 años ya asistía a los plenos estudiantiles. Egresada de la Universidad de Valencia como licenciada en medicina, saltó a la política estatal de la mano de Joan Ignasi Pla; quien la avaló como candidata al Congreso de Diputados en el 2004, en las primeras elecciones que ganó Zapatero.

La exministra siempre mantuvo su posición firme con relación a sus decisiones sociales y sanitarias, en donde varias veces se paseó al límite de los reglamentos establecidos. Un ejemplo de su trabajo fue la actuación que tuvo cuando el Tribunal Constitucional suspendió la asistencia sanitaria a los “sin papeles”, para lo cual autorizó una norma para que nada se detuviese.

Esta mujer de decisiones firmes y concretas, logró levantar un ambicioso plan para reducir la cantidad de suicidios en Valencia, lo que permitió triplicar la detección de estas conductas y disminuir positivamente las negras estadísticas.

Nuevas asignaciones

La plaza ministerial ya tiene nueva designación y se trata de María Luisa Carcedo, quien tiene un perfil muy adecuado para trabajar en función de continuar otorgando beneficios de atención social a los ciudadanos. Vergeles aseguró que esta funcionaria, continuará “trayendo buenas noticias” y trabajará con compromiso y responsabilidad.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!