El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, atendió ayer a los medios de comunicación en una entrevista televisiva tras el revuelo que se palpa en las calles a raíz de las dudas que han surgido sobre el origen lícito de su tesis doctoral. Comenzó la entrevista negando el plagio de sus tesis. Afirmó que conocía a miembros del tribunal, que incluso ha trabajado con alguno de ellos, pero que jamás recibió ningún trato de favor por parte de los miembros de su tesis cum laude. Asimismo, señala que tampoco hubo un tercero que le hiciera el trabajo y que la única verdad es que hizo su tesis y la defendió en el mes de noviembre de 2012.

En la entrevista mantenida en el día de ayer con la periodista Ana Pastor, aclara que no se va a querellar contra ningún medio de comunicación por respeto a la pluralidad informativa. Pero sí defenderá su honorabilidad por la difamación que dichos medios han podido generar, según Sánchez. El presidente reivindica y quiere restituir su honor mancillado como consecuencia de información falsa o lo que él ha llamado fake news y afirma que en todo caso acepta la crítica política.

Caso de la ministra Montón

El caso de la tesis de Sánchez aparece, precisamente, tras el escándalo del plagio en la tesis de la ex - ministra de sanidad Carmen Montón, cuya dimisión a consecuencia de ello marcaba el inicio de una semana revuelta y llena de frentes para el Presidente.

Él defiende la gestión pública de la que fue miembro su Gobierno, alegando que ha sabido reaccionar y que tras siete años en los que no ha habido dimisiones, han asumido una responsabilidad política inédita.

Sánchez no ve relación entre los dos casos y afirma que se siente atacado por aquellos medios que publican en portada titulares que tintan las tres palabras: plagio, tesis y Sánchez.

También se habló si el presidente apoyaría la Ley de regeneración propuesta por Rivera, a lo que no hubo una respuesta rotunda, solo se habló de transparencia. El presidente acabó por zanjar el tema en la entrevista.

El presidente fue preguntado por unas posibles elecciones en 2018, a lo que respondió de forma abierta en política he aprendido a atarme los dedos lo justo, “convocaré elecciones en el momento en el que prime el conflicto con los grupos que apoyaron la moción de censura, pero primero prima el diálogo”.

Venta de armas a Arabia Saudí

Otro de los temas que parece que le han salpicado, son las críticas que le llueven, desde que formó un nuevo gobierno hace 100 días, sobre los bandazos y las rectificaciones acerca del contrato de la venta de armas con Arabia Saudí. Sánchez afirma que la venta se realizó durante el anterior gobierno y que en sus días de gobierno se efectuó la entrega de las mismas.

Al llegar al poder, revisaron todos los contratos relacionados con armamento y la ministra de defensa Margarita Robles, decidió paralizar la venta con el país árabe desatado por un conflicto moral.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!