Ante el Colegio de Abogado de Madrid fue llevada la acusación que sostiene que el equipo de Carles Puigdemont falseó la traducción de la demanda civil en contra del ex presidente de Cataluña, cuya traducción alterada fue presentada por Puigdemont en Bruselas con la finalidad de que la justicia belga facilitara su admisión a trámite. Se trata de la manipulación a la demanda del juez Llanera, quien ha sido el instructor del caso procés.

Falsear la demanda civil significa una ofensa

Enrique Calvet, eurodiputado, ha presentado la denuncia en contra del letrado Gonzalo Boye, perteneciente al equipo de defensa de Carles Puigdemont.

Boye figura como uno de los firmantes de la demanda expuesta en la capital de Bélgica.

Por otra parte, la contrademanda que apunta a la defensa del ex presidente catalán, sustenta que Boyé incurre en una “ofensa grave” a la dignidad profesional del letrado además de violar las “reglas éticas que la gobiernan”, y violar “los deberes establecidos en el Estatuto General de la Abogacía”.

El colegio en cuestión fue el encargado de firmar la denuncia que el prófugo de la justicia española llevo ante el juzgado belga. Calvet afirma que las declaraciones del juez Llanera fueron deliberadamente alteradas, y que el equipo de Puigdemot intenta con esto facilitar la admisión.

Sin embargo, el eurodiputado mantiene esperanzas de que dicha admisión sea “imposible”, una vez que el tribunal se apegue a contenido literal perteneciente a las declaraciones reales del magistrado.

El Estado se encarga de defender a Llanera

La defensa de Llanera en Bélgica ante la demanda de Puigdemont fue asumida por el Estado. El 30 de agosto pasado, informó el Ministerio de justicia que ya se contrató un bufete belga que legalmente representara el 4 de septiembre al magistrado.

Según la denuncia que Calvet presenta, la “muy grave infracción” cometida por Boye, violenta el artículo 84 del Estatuto General.

Para este caso, las medidas de disciplina a practicar suponen la exclusión del colegio profesional o la suspensión como abogado.

La demanda que llegó hasta las instancias en Bélgica acusan a Llanera de emitir declaraciones donde utiliza la expresión: “Si, eso es lo que sucedió”, afirmando de esta forma que Puigdemont cometió los delitos de los cuales se le acusan cuando en realidad el juez ha dicho: “Si es que ha sido así”.

Boye ha manifestado a diarios nacionales que se encuentra “tranquilo” ante la denuncia del eurodiputado. El defensor del ex presidente catalán aseguro que no han “manipulado nada” y se ha apegado al informe realizado por los traductores para esclarecer que se trata de un error que se encuentra en la versión oficial.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!