La decisión sobre la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, ya ha sido tomada por parte del gobierno de Pedro Sánchez. Antes de que termine el año será retirado del Valle de los Caídos, aunque no será una actuación exenta de riesgos políticos.

Todo el arco parlamentario, a excepción de Ciudadanos y el Partido Popular, están de acuerdo con este medida que está inmersa dentro de la Memoria Histórica de España.

Aunque lo más llamativo es la respuesta que ha ofrecido el Partido Nacionalista Vasco (PNV) que se decanta por la demolición de este centro religioso al opinar que fue un monumento construido con trabajo forzado por parte de los prisioneros.

Anuncios
Anuncios

En ningún caso, considera oportuno que sea transformado en un centro para honrar a los caídos de los dos bandos enfrentados en la Guerra Civil. “El monumento es lo que realmente sobra”, ha afirmado el influyente portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban.

¿Cuál fue el posicionamiento del PNV en la Guerra Civil?

Estas intenciones de los nacionalistas vascos chocan de especial manera con la participación del PNV en la contienda civil.

Anuncios

Porque si bien es cierto que sus federaciones de Vizcaya y Guipúzcoa estuvieron desde el principio a favor de la República, no ocurrió lo mismo con las de Álava y Navarra. Desde el primer momento se pusieron a las órdenes del General Franco, en especial ante el fuerte contenido anti religioso por parte de las fuerzas del orden constituido en 1936.

No obstante, este es un detalle muy importante que no ha sido reflejado por los medios de comunicación españoles y también por el Partido Nacionalista Vasco.

Hasta el punto de que la decisión que demandan los nacionalistas para demoler Valle de los Caídos ha causado una cierta extrañeza en los círculos del partido en el poder en el País Vasco.

Denuncian que Felipe VI es un franquista hasta la médula

Por otra parte, Luis Gonzalo Segura, el teniente del Ejército de Tierra que ha sido apartado de la milicia al denunciar la grave corrupción que atraviesa el ejército español, ha expresado que el deseo del Rey Felipe VI no es este traslado con el cuerpo de Franco.

Al opinar que el hijo de Juan Carlos I es nada menos que un franquista hasta la médula que lo que ha hecho ha sido tan solo disfrazarse de demócrata.

Aunque sus aseveraciones van aún más lejos al afirmar que “él mismo sabe que es monarca gracias a Franco”. No en vano, no hay ningún comunicado de la Casa Real sobre el sentir de los Borbones sobre este aspecto tan problemático en la vida nacional.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más