El antiguo primer ministro de Malasia Najib Razak fue el miércoles acusado de tres nuevos crímenes de lavado de dinero relacionados con la desviación de un fondo estatal, un caso que contribuyó a su derrota electoral hace tres meses. Ante esta acusación el ex gobernante volvió a declarar inocencia en el Tribunal Supremo, donde se está procesando su caso y siendo juzgado actualmente. Cabe destacar que en julio en el tribunal de primera instancia, Najib negó también las tres acusaciones de abuso de confianza, criticando al nuevo Gobierno de buscar venganza política.

Detenido por corrupción y abuso de poder

En este mismo sentido la acusación que se le hizo a este hombre es de abuso de poder llevando a cabo corruptas políticas que demuestran su mal proceder abusando además de la confianza.

Por consiguiente, Najib que es un hombre de 64 años de edad, fue arrestado a principios de julio en razón de haber llevado a cabo una transferencia sospechosa de 42 millones de ringgit lo que equivale a unos 8,9 millones de euros a sus cuentas bancarias a partir de SRC International.

Esta es una antigua unidad del fondo de inversión estatal que según investigadores norteamericanos, fue desviado por los asociados de Najib.

Concurrente a este caso presentado, cabe destacar que cada acusación de lavado de dinero es punible con pena de prisión de hasta 15 años y una multa que puede llegar hasta cinco veces la cantidad blanqueada.

A todas estas circunstancias, fue Najib quien además creó el fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB) cuando asumió el poder en 2009.

El fondo fue creado con el objetivo de promover el desarrollo económico

A propósito de este fondo, cabe señalar que fue creado con el objetivo de promover el desarrollo económico, pero las irregularidades en la gestión de fondos se hicieron públicas poco antes de las elecciones que pusieron fin a 60 años del Frente Nacional (" FN) en el poder.

Por otro lado a finales de junio, la policía incautó bienes valorados en 273 millones de dólares (233,8 millones de euros), en la que las autoridades creen haber sido la mayor aprehensión en la historia de Malasia.

En conformidad con la ley Nayib y su esposa Rosmah Mansor no pueden salir de su nación a partir de haber sido derrotado en las elecciones del periodo del mes de mayo, de igual forma el nuevo primer ministro, Mahathir Mohamad abrió nuevamente una investigación sobre 1MDB.

Este caso esta siendo investigado por más de seis naciones en los que figuran Singapur, Suiza y los Estados Unidos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!