Un nuevo escándalo de corrupción ha estallado en la Junta de Andalucía y que en esta ocasión ha sido protagonizado por dirigentes de la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo. Pero en este caso, ha tenido una clara vinculación con el mundo del sexo. Hasta el punto de que en tan solo tres horas se pagaron un total de 14.737 euros a través de una tarjeta a cargo de esta fundación. Aunque más tarde, la farra fuese abonada en dinero en efectivo por un miembro que aún está sin identificar.

Ante la gravedad de los hechos acontecidos, ha sido la propia Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía quien se ha encargado de denunciar este nuevo caso de corrupción política.

Hasta el punto de demandar a la entidad bancaria los extractos sobre los movimientos de esta cuenta en cuestión. Por otra parte, son varias las voces que reclaman el esclarecimiento de estos graves hechos en donde una institución pública ha llegado a realizar unos gastos en prostitutas de casi 15.000 euros.

No es un hecho inédito en Andalucía

Desde luego que no es la primera vez que corrupción y sexo están unidos en una misma trama delictiva, ya que uno de los acusados por el caso de los cursos para parados se gastó buena parte de la mordida en mujeres y cocaína, casi a partes iguales, tal y como reconoció ante las autoridades judiciales.

En cualquier caso, uno de los principales sospechosos de esta nueva actuación delictiva es el de Fernando Villén.

Porque en efecto, en el momento de desarrollarse esos hechos era el director de la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo.

Aunque todavía no ha hecho ninguna declaración sobre estas actuaciones en la noche andaluza. Ni en uno ni en otro sentido y se espera lo que pueda decir para aclarar una noche de juerga que ha costado mucho dinero a los contribuyentes de esta comunidad autónoma.

Otras tramas de corrupción en las Islas Baleares

Por otra parte, la comunidad balear ha sido escenario de otro incidente en el que algunos dirigentes del Partido Popular se han pasado días enteros en el interior de un burdel y en donde ha llegado a gastar casi 20.000 euros al día por una serie de prestaciones sexuales. Incluso obligaban a algunas de estas chicas a consumir cocaína mientras practicaban el sexo.

Con la colaboración de algunos mandos de la policía local de las poblaciones en donde se desarrollaban las orgías, algunos de estos agentes han sido detenidos y están en prisión pendientes de que se les juzguen por estas irregularidades.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!