La OEA aprobó hace aproximadamente una semana una resolución, donde el organismo exhorta a Daniel Ortega a adelantar las elecciones. Sin embargo, Daniel Ortega dice que no se harán elecciones adelantadas, sino que se realizarán en el 2021. También dice que ahora no es el momento, porque crearían inestabilidad, mucha inseguridad y la situación se pondría peor.

El Gobierno culpa a los civiles por la ola de violencia

Ortega manifestó que los paramilitares son los que han atacado a la policía de Nicaragua que pretendía defender al pueblo de las protestas. Sostiene que han sufrido ataque por parte de personas que están en contra del Gobierno.

Según el mandatario, la oposición es la responsable de la violencia que reina en las calles de Nicaragua.

Ataque a la iglesia católica

La iglesia católica ha servido de mediador en esta terrible crisis política, llamando al diálogo nacional. Pero el Gobierno de Ortega ataca a la iglesia, y señala a los obispos de estar comprometidos con los golpistas, que forman parte de un plan desestabilizador e instigan la violencia en el país.

La iglesia es intermediaria del diálogo nacional, y solicita al Gobierno el cese de la violencia, pero el ejecutivo está renuente. Para Daniel Ortega, los obispos quedaron descalificados como mediadores y prefiere la negociación con el Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

La agenda de negociación de los obispos de Nicaragua está basada en el adelanto de las elecciones, para marzo del 2019, reforma de la constitución y re estructuración y limpieza del sistema electoral.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, escribió en su cuenta twitter, la iglesia no sufre por ser calumniada, perseguida, sino por los asesinados y las familias que lloran.

Ortega expresó que los grupos violentos que atacan a los manifestantes en las protestas no son financiados por ellos como afirman muchos entes internacionales y medios de comunicación según declaraciones de ciudadanos. Por otra parte, culpó a bandas organizadas enviadas desde los Estados Unidos, y dice que los únicos responsables por la ola de violencia son los de la derecha.

El presidente de Nicaragua comentó que la base política que trabaja para conspirar en contra de países como el suyo, además de Cuba y Venezuela se encuentra en Florida, Miami, EE.UU. Cabe mencionar que dichos países actualmente se encuentran en la misma situación de violencia, violación de los derechos humanos y necesidad desde hace años por unos gobiernos que por mas que el pueblo grita liberad no quieren soltar el poder.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!