El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se presentó este martes frente al pleno del Congreso para exponer sus planes de Gobierno. Durante su intervención, el presidente anunció, entre muchas otras cosas, una serie de medidas fiscales y económicas.

Entre estas medidas destaca el anteproyecto de una ley que, de ser aprobada, impediría la aprobación de una amnistía fiscal como la que tuvo lugar en el año 2012 durante la anterior administración y que fue anulada por el Tribunal Constitucional. El proyecto también permitiría hacer y publicar listas de morosos fiscales, actualizar los paraísos fiscales para optimizar el sistema fiscal del país.

No se pueden revelar los beneficiarios

Sánchez explicó que no podrá cumplir la promesa que hizo en su campaña presidencial de revisar y publicar los casos que fueron influenciados por la amnistía fiscal aprobada por Rajoy, porque sería ilegal e iría en contra del artículo 9.3 de la Constitución.

Además, el anteproyecto de ley propuesto por el Gobierno de Sánchez, de acuerdo con el mismo artículo de la constitución, no podría aplicarse a estos casos debido a que en él se estipula que ninguna ley puede ser retroactiva y los actos cometidos por los beneficiarios de la amnistía fueron legales al momento de ser cometidos. El presidente añadió también que no tiene conocimiento de quiénes son las personas involucradas.

Respuesta de otros partidos

Las declaraciones de Sánchez provocaron una importante respuesta en los partidos que conforman parte del Gobierno. Albert Rivera, presidente del partido Ciudadanos, afirmó que no existe informe jurídico alguno que impida la publicación de los nombres de los beneficiarios. Además, Rivera sugirió que la decisión del Gobierno de no hacer pública la lista podría ser que haya algún individuo relacionado con el Partido Socialista Obrero Español que esté involucrado en la amnistía fiscal.

Por su parte, el partido Unidos Podemos, a través de su portavoz Ione Belarra expresó su preocupación por la situación. El partido considera que la única manera de confiar en el nuevo Gobierno es que se cumplan todas las promesas hechas en la campaña. Belarra expresó que gran parte de la preocupación que tiene su partido es que es posible que el mismo Rey Emérito, Juan Carlos I, esté involucrado en el caso.

Unidos Podemos piensa que el pueblo español tiene derecho a saber si hay defraudadores en la Corona.