Toda España se encuentra con la atención puesta en el desarrollo de las elecciones internas del PP, ya que resulta bastante interesante analizar el escenario que se presenta ante la segunda vuelta de las elecciones internas del líder del PP. De darse la alianza entre Pablo Casado que quedó como segundo candidato más fuerte y la candidata eliminada María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido ocupando el tercer lugar, en la primera vuelta, se comienza entonces a presentar de nuevo la incertidumbre y las sorpresas en esta segunda y definitiva ronda de votaciones.

Los dos candidatos para la segunda vuelta en los comicios, que se desarrollará el 20 y 21 de julio, Soraya Sáenz de Santamaría, ex vicepresidenta del Gobierno, y Pablo Casado han dado inicio nuevamente a la campaña para la elección del líder del PP.

Casado ha indicado que recorrerá España con el fin de buscar votos a favor y según fuentes de su propia candidatura podrían contar con 2.000 apoyos entre los compromisarios.

El ADN del partido cuenta

En una entrevista que ha concedido al diario EL MUNDO, la candidata con mayor votación en la primera vuelta Soraya Sáenz de Santamaría, ha mencionado que ella es la más votada y que siempre el partido ha seguido esa misma línea diciendo que forma parte del ADN del partido. A estas declaraciones el candidato rival Pablo Casado ha dado su respuesta, manifestando que el ADN del PP es estar en pro de la familia y la vida, bajar los impuestos, proteger a las víctimas de terrorismo, y no hacer negocios con independentistas, en una clara alusión a los diálogos impulsados por Santamaría con estos, por medio de Junqueras.

Acuerdo de Casado con los candidatos que quedaron eliminados

Pablo Casado está apostando en esta segunda vuelta, según el mismo dirigente manifestó, a que un 63% de los militantes no apoyó a la candidata ganadora de la primera vuelta, y en la cual Pablo Casado quedó en segundo lugar por un pequeño porcentaje del 2%.

A pesar de la intención de Pablo Casado de llegar a acuerdos con Cospedal y con los otros dirigentes que quedaron eliminados en la primera vuelta, también existen otros dirigentes que ante la indecisión de se ha comenzado a dar entre quienes apoyaban a Cospedal, están sugiriendo una candidatura única entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.

Pablo Casado ha dicho que se deje expresar a los militantes en libertad y ha llamado a que se les permita votar con la cabeza y con el corazón, no imponiéndoles ninguna línea. Asimismo, Casado defenderá en la segunda vuelta su legitimidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!