El sexto presidente de la democracia ya ha hecho las maletas y se ha despedido de gran parte del personal que ha estado acompañándolo durante estos seis años y medio.

El ya expresidente cuenta con una serie de beneficios regulados por el estatuto de los expresidentes del Gobierno, Real Decreto 1306/2008.

Lejos de preocuparse por su futuro económico, a Mariano Rajoy le corresponde una pensión vitalicia que ronda los 80 mil euros anuales. Este importe si es que no decide convertirse en Consejero Nato del Estado, cuya paga mensual se aproxima a los 8 mil euros. Esta actividades no es compatible con otras como asesorar empresas privadas o cobrar la pensión de expresidente.

Cuando se hable de él en público, recibirá tratamiento como "presidente". En las ocasiones que viaje fuera del país los servicios de representación diplomática le prestaran sus servicios. Dos empleados eventuales del gabinete de los Presupuestos del Estado pueden ser elegidos por él.

Contará, además, con un presupuesto para gastos de oficina y podrá viajar gratis en las empresas de transporte reguladas por el Estado español. Desde este lunes, dispondrá de escolta y un coche oficial para sus traslados cotidianos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!