Pablo Iglesias vuelve a calentar la olla con la comunidad judía de España. No es la primera vez que los judíos se molestan con el dirigente y piden respeto, ya en pasas oportunidades han criticado los calificativos despectivos que usa Iglesias en contra de Israel. Más de una vez han acusado al dirigente de sobrepasar la línea e incluso lo califican de antisemita y de encontrarse alineado a oscuros intereses. Lo cierto es que esta enemistad es palpable y Pablo Iglesias solo ayuda a empeorar la situación.

Los calificativos de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias nunca ha ocultado su opinión sobre las políticas del Estado israelí.

Políticas que ha criticado abiertamente. Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue en la entrevista que le hicieran en el programa “Los Desayunos de TVE”. Allí, el secretario general de Podemos calificó a Israel como un Estado criminal que dirige una política de aparthei contra el pueblo palestino. Esto haciendo mención al largo conflicto entre estos dos pueblos.

Cuando se le preguntó al dirigente su opinión sobre los asentamientos judíos en territorios palestinos, este respondió que los mismos son ilegales, tanto como las políticas llevadas a cabo por el gobierno israelí. También afirmó que España debía de distanciarse del Estado de Israel. Para el dirigente España debe de ser garante de la legalidad internacional y debe de denunciar con mano firme un régimen criminal como el israelita.

La respuesta de la comunidad judía

Esta entrevista fue como una bomba para la comunidad judía española que, como hemos comentado anteriormente, no le tiene mucha simpatía al dirigente de Podemos. A través de un comunicado, La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), ha pedido respeto a Pablo Iglesias y le ha exigido disculpas por los descalificativos que utilizados contra el pueblo de Israel.

Para ellos son inaceptables y fuera de lugar las palabras del dirigente.

También han criticado que el secretario general de Podemos ataque sin cuartel al único país democrático del Medio Oriente. Se preguntan a qué intereses responde el dirigente y critican que el dirigente no tome en cuenta la estrecha relación diplomática entre el Estado de Israel y el español.

Exigen que Pablo Iglesias se disculpe públicamente por estas declaraciones y consideran inaceptable cualquier calumnia en contra del Estado de Israel. Lo cierto es que la relación entre la comunidad judía de España y Pablo Iglesias está lejos de mejorar.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!